Diciembre2004

Por @Alvy — 31 de Diciembre de 2004

Este relato lo leí ayer el weblog de Kiruba, un blogger al que sigo hace años, que vive en Chennai, India, una de las zonas afectadas por la catástrofe del maremoto en asia.

Una mañana, muy temprano, un anciano observó a un niño pequeño que estaba en la playa recogiendo algo que había en el suelo y lanzándolo al mar. Al acercarse a mirar qué estaba haciendo exactamente se dió cuenta de que había miles de estrellas de mar que habían sido arrastradas por las olas hasta la arena de la playa. Al amanecer, cuando el sol saliera, la mayor parte de ellas morirían sin duda sobre la arena caliente. El niño estaba pacientemente recogiendo todas las que podía y devolviéndolas al mar.

El anciano se aproximo al niño y le dijo, «Hay miles y miles de estrellas en la arena. ¿Acaso vas a hacer que haya alguna diferencia? Vete a casa, pequeño»

El niño cogió entonces una estrella de mar y miró al anciano, y le dijo: «Señor, no se si podré hacer que haya alguna diferencia para todos estos miles de estrellas de mar. Pero estoy seguro que voy a hacer que sea diferente para esta que tengo aquí.» Y diciendo esto, caminó tranquilamente hasta la orilla y dejó a la estrella en el agua de nuevo.

La cifra de víctimas del maremoto ya se eleva a 125.000, y podría duplicarse en las próximas semanas, debido a las epidemias. Más de un millón de personas han quedado desplazadas de sus hogares — en algún sitio se habla de más de 5 millones afectados de un modo u otro.

La ONU ha cifrado en 500 millones de dólares la ayuda internacional hasta el momento, la mitad del Banco Mundial, el resto aportaciones de diversos países.

En unos pocos días, 100.000 personas a través del 1-click de Amazon han donado 7 millones de dólares (ayer ya había 3,5 millones — de un día a otro se ha duplicado lo recaudado).

Ahora te toca a ti marcar la diferencia:

Por favor, visita los enlaces de la lista y mira a ver si tú también puedes ayudar a salvar alguna otra estrella de mar.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 31 de Diciembre de 2004

The-Dream-MachineThe Dream Machine. J. C. R. Licklider and the Revolution That Made Computing Personal. M. Mitchell Waldrop. Penguin Books, agosto de 2002. Inglés.

Aunque J. C. R. Licklider no es el autor directo de ninguno de los avances fundamentales en el campo de la informática, su trabajo desde la ARPA y otras instituciones sirvió para llevar adelante nuchos de los cambios que hicieron que el proceso por lotes con ordenadores mastodónticos diera paso a la informática interactiva y personal a la que hoy estamos acostumbrados, así que era de justicia que por fin se escribiera un libro acerca de su vida y trabajo.

No se trata, de todos modos, de una biografía exhaustiva, pues el libro se centra en cómo este psicólogo llegó a interesarse tanto en los ordenadores, y a verlos, a diferencia de muchos de sus contemporáneos, como una herramienta que tenía que convertirse en interactiva y personal, visión que dejó expresada en Man-Computer Symbiosis, uno de los textos que más a menudo se citan como claves en el desarrollo de la informática tal y como la conocemos en la actualidad, junto con As We may Think de Vannevar Bush y Computer Lib/Dream Machines de Ted Nelson.

Así, durante muchas páginas Licklider ni aparece en el libro, pues el autor va contando la historia de proyectos y desarrollos como el de Douglas Engelbart, PARC, y otros muchos que Licklider apoyó desde los diversos puestos que fue ocupando a lo largo de su vida, aunque eso no es obstáculo para que quede muy claro lo importante que resultó la labor de evangelización y apoyo a estos proyectos de Lick... Y lo desastre que resultó ser cuando su puesto implicaba actuar como gestor, ya que le horrorizaba este tipo de trabaja y lo iba dejando hasta que alguien más se encargaba de solucionarlo.

En definitiva, es un interesante libro lleno de anécdotas y que podría servir de estupendo punto de partida para ir indagando más en la historia de cada uno de los proyectos y avances que va relatando como la invención de ethernet, el desarrollo de los entornos gráficos, etc.

Este es, por cierto, mi libro número 22 de este año, así que me he quedado bastante lejos de leer 50 libros en un año.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 30 de Diciembre de 2004

En Periodistas 21 avanzan algo sobre el gran Concurso de Blogs que será organizado por 20 Minutos, el mayor diario gratuito de España, durante 2005. En esta ocasión me ha tocado participar como miembro del jurado. Todavía se están decidiendo las categorías definitivas, el sistema de presentación y votación y todas esas cosas, así que se admiten sugerencias.

Lo que puedo asegurar (aunque no confirmar todavía, porque es secreto) es que el primer premio va a ser total y absolutamente espectacular.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 30 de Diciembre de 2004

Aquí están algunas de las recopilaciones de las mejores fotografías de 2004:

Time: Year in Pictures 2004
MSNBC The Year in Pictures (vía Abordaje.net)
New York Times: 2004 The Year in Pictures
Espectaculares y preciosas todas ellas. Si conoces alguna más, envía el enlace.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 29 de Diciembre de 2004
Cada niño que sueña con «¿no sería estupendo poder volar al espacio?» sabe ahora que en algún momento del transcurso de su vida podrá hacerlo

- Burt Rutan

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear