Mayo2012

Por @Alvy — 31 de Mayo de 2012
DEFCONLectura recomendada
5Los mundos de Yupi
Disney
Mi pequeño Poni
4elEconomista.es
CincoDías.com
Expansión.com
3GurusBlog
El Blog Salmón
Paul Krugman
2Desgobierno
ForoPesetas.com
Burbuja.info
1Urban Survival Skills
Surviving in Argentina
Cómo instalar Linux en un tejón muerto

Siguiendo con la tradición de los indicadores DEFCON para la vida moderna, hemos diseñado un cartel DEFCON versión colapso económico, junto con algunas lecturas recomendadas dependiendo del grado de histeria que gaste cada uno. Recuerda: cuanto más abajo, más chungo… Desde 5 = Calma total a 1 = Mad Max 3.

Puedes imprimirlo ampliado –si acaso tienes dinero para pagar tinta en color– y recortarlo para colgar en la pared. Un papelajo doblado o un chicle usado clip que puedas reciclar una y otra vez te servirán de flecha indicadora. ¡Buenas noches y buena suerte!

Bonus: #porraderiesgo, una web chachi con apuestas relacionadas con el «rescate» de España.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 31 de Mayo de 2012

La Dragon C2 a la espera de ser recogida - SpaceX
La Dragon C2 a la espera de ser recogida - SpaceX

Tras 9 días y 8 horas la cápsula Dragon que llevaba a cabo la misión COTS 2 amerizaba esta tarde a las 15:42 UTC –dos minutos antes de lo previsto– a unos 800 kilómetros al suroeste de Los Angeles.

Con esto completaba todos los objetivos de la misión sin mayor problema y se convierte en la primera nave espacial desarrollada por una empresa privada, aunque haya sido con algo de ayuda mediante fondos públicos, en atracar en la ISS, dejar carga y suministros allí, y volver a tierra con otra carga.

De hecho, y salvo los aproximadamente 100 kilos que pueden venir de vuelta en las Soyuz, la Dragon es ahora mismo la única nave capaz de traer de vuelta una carga significativa de la ISS, pues su capacidad de carga al volver es de unos 3.000 kg. Los ATV de la ESA, los Progess rusas o los H-II japoneses se destruyen en la atmósfera al final de sus misiones.

La Dragon C2 en la barcaza que la va a llevar a tierra - SpaceX
La Dragon C2 en la barcaza que la va a llevar a tierra - SpaceX

Completar la misión es sin duda todo un éxito para SpaceX, pero también es un acicate para que el resto de las empresas que trabajan en el diseño de naves similares vean que en efecto es posible hacer algo que hasta hace no hace mucho solo parecía al alcance de las grandes agencias espaciales, y ya se sabe que no hay nada como la competencia para bajar los precios.

De hecho SpaceX dice que ahora poner un kilo en órbita con una Dragon cuesta unos 20.000 dólares, pero que en el futuro esperan poder bajar este precio hasta los 2.000 dólares, aunque no hay que olvidar que las cifras exactas de la capacidad de carga de la Dragon no son públicas.

El primer lanzamiento «de serie» de una Dragon está previsto para el 24 de septiembre.

Por cierto que esta misma semana se apuntaba otro importante tanto en sus aspiraciones a convertirse en una empresa viable al anunciar la firma de un contrato con Intelsat para poner en órbita una serie de satélites usando el Falcon Heavy.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 31 de Mayo de 2012

WhiteKnightTwo y SpaceShipTwo sobre la pista de at Spaceport America en Nuevo Mexico - Virgin Galactic
WhiteKnightTwo y SpaceShipTwo sobre la pista de at Spaceport America en Nuevo Mexico - Virgin Galactic

La Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos ha dado permiso a Virgin Galactic para realizar vuelos suborbitales con SpaceShipTwo, la nave con la que espera lanzar el turismo espacial.

SpaceShipTwo tiene capacidad para llevar a seis pasajeros, contando el piloto, más allá de la línea de Kármán, que marca el límite entre la atmósfera y el espacio exterior.

Esto los convertirá oficialmente en astronautas, y aunque no llegarán a entrar en órbita durante esto les permitirá experimentar unos minutos en caída libre y ver la curvatura de la Tierra frente al espacio. Eso sí, cada asiento cuesta 500.000 dólares, al menos por ahora.

Con este permiso Virgin Galactic ya puede realizar vuelos en los que SpaceShipTwo encienda sus motores cohete, aunque sólo podrán ir a bordo sus pilotos de prueba.

Los vuelos con pasajeros tendrán que esperar al menos hasta 2013.

Y aunque quizás todo suena un poco descabellado no hay que olvidar que Si todo les va bien, el SpaceShipOne, el predecesor de estas naves, se convirtió en octubre de 2004 en el primer vehículo tripulado desarrollado con fondos privados en alcanzar el límite del espacio.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 31 de Mayo de 2012

Ilustración por Edgardo CarosíaLos hackers originales del MIT eran unos tipos a los que les apasionaba saber todo lo posible de las máquinas que usaban por el placer de saberlo, y si para saber algo más había que saltarse alguna norma pues no tenían ningún problema con ello.

Pero un verdadero hacker nunca causaría daño alguno en los sistemas que usa o en los que entra, y a menudo avisaba al administrador de los sistemas en los que conseguía entrar de los fallos de seguridad que había en ellos.

Muchos años antes de que esta se escribiera por primera vez, estos hackers seguían los dictados de la ética del hacker.

El problema es que a mediados de los 70 o principios de los 80 los medios de comunicación empezaron a usar el término hacker para referirse en realidad a crackers, gente que entraba en sistemas ajenos para provecho personal o para causar algún tipo de daño en ellos.

Así que desde entonces es prácticamente inútil intentar explicar que hacker != cracker, igual que es inútil explicar el verdadero origen de Internet y que esta no empezó como un proyecto para diseñar una red capaz de resistir a un ataque nuclear.

A pesar de ello Mercè Molist (@mercemolist) está empeñada en luchar por recuperar el buen nombre de los hackers, y lleva años compilando información sobre ellos en Hack Story, aunque con especial énfasis en las iniciativas, grupos, anécdotas y puntos de encuentro hispanos.

Es un wiki, así que cualquiera puede contribuir con información, aunque su idea final es convertirlo en un libro, para lo que está recurriendo al crowdfunding para primero conseguir los fondos para acabar de recopilar y dar formato a la información y luego, en una segunda ronda, convertirla en el susodicho libro que saldrá tanto en formato árboles muertos como en ebook.

La propia Mercè explica el por qué de todo esto en Por qué me enamoré de los hackers.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear