Marzo2016

Por @Wicho — 31 de Marzo de 2016

Impresión artística de HD 1885 Ab
Impresión artística de HD 1885 Ab, otro planeta con tres soles

Situado a unos 680 años luz de la Tierra, KELT-4Ab es un planeta en cuyo cielo no sólo se pueden ver dos sino tres soles, dejando en mantillas a Tatooine (el de verdad, no el de la película).

Está en órbita alrededor de una estrella bautizada como KELT-A, alrededor de la que también orbitan las estrellas KELT-B y KELT-C, que a su vez orbitan una alrededor de la otra una vez cada 30 años, mientras que su órbita alrededor de KELT-A es de unos 4000 años.

Es un Júpiter caliente y desde él –desde la parte superior de su atmósfera– la estrella principal tendría unas 40 veces el tamaño del Sol, mientras que las otras dos tendrían una apariencia y un brillo similares al de la Luna llena, separadas por una distancia parecida a la de un dedo meñique.

Apenas hemos empezado a mirar al universo a la búsqueda de planetas más allá de nuestro sistema solar y ya hemos encontrado unos cuantos que nos parecen raros, aunque habría que ver si los raros no son los «nuestros».

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 31 de Marzo de 2016

Lanzamiento de la Progress MS–2

Tal y como estaba previsto un cohete Soyuz 2–1A despegó del emplazamiento 31/6 del cosmódromo de Baikonur a las 16:23:57 UTC del 31 de marzo de 2016 con la cápsula de carga Progress MS–2 como única carga.

Separación de la Progress MS–2

Tras un ascenso sin problemas la MS–2 se deparó de su lanzador, quedando en una órbita inicial de 240 kilómetros de altitud a partir de la cual se irá acercando a la Estación Espacial Internacional para atracar en el módulo Zvezda de esta a las 18:01 UTC del 2 de abril.

Dado que es sólo el segundo lanzamiento de una Progress de la variante MS su aproximación a la EEI será de 34 órbitas en lugar de la de dos órbitas que se utiliza con las naves ya probadas, precisamente para que dé más tiempo a los responsables de la misión de comprobar los nuevos sistemas.

La MS–2 lleva a bordo 2500 kilos de suministros que incluyen combustible, gases a presión para ser liberados en la atmósfera de la Estación, hardware para los sistemas de esta, material para experimentos, y comida, agua y suministros para la tripulación.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 31 de Marzo de 2016

Lonnie Johnson inventó el Super Soaker, el más famoso de los «rifles lanzadores de agua» con los que quien más quien menos habrá pasado un buen rato de remojo en alguna piscina o en la playa. Desde el modelo original los Super Soaker (ahora vendidos por Hasbro bajo la marca Nerf) evolucionaron en diversos modelos y actualmente se venden colecciones para zombies, agentes secretos y en versión «para casa y oficina» con dardos de goma. Hasta hay, ejem, una «versión para niñas rebeldes»… Como si acaso disparar flechas de goma requiriera tener pene, WTF.)

El diseño del Super Soaker utilizaba un ingenioso método para bombear y comprimir el aire en un depósito intermedio. En otras palabras: disparar agua simplemente con la presión del gatillo es más simple pero también ineficiente (así eran las primeras «pistolas de agua») porque apenas se transmite potencia al disparo, aunque no requiere tiempo de «recarga». Aquí es al revés: primero se bombea a mano para comprimir el aire y con apretar ligeramente el gatillo sale disparada el agua. Desventaja: el tiempo de recarga.

Super Soaker

Con el tiempo se diseñaron «armas» de este estilo con diversos depósitos, capacidad de bombeo, reservas y luego llegaron incluso los motores eléctricos. Los modelos del Super Soaker llevan un número: 10, 20, 50… cuanto más alto, mejor. Baste decir que el mortífero y legendario Super Soaker 300 tenía 3 depósitos externos y era capaz de disparar medio litro de agua a unos 10-15 metros. La última versión que existe es una bestia llamada Super Soaker 2000 MK2 que suelta un chorrazo de 1 litro a más o menos los mismos 15 metros: tiene el récord Guinness de poderío, de hecho.

Entre las asombrosas cifras que consiguió el invento Super Soaker están haber ingresado más de 1.000 millones de dólares en ventas a lo largo de su historia (desde 1989) y estar desde entonces todos los años entre los 20 juguetes más vendidos.

Pero no es ese el único invento de Johnson: también trabajó en bombardero B-2, en la Misión espacial Galileo y en un sistema de energía limpia mediante pila de hidrógeno. Así que este buen hombre queda automáticamente añadido a nuestra lista de inventores ingeniosos que no solo han trabajado en nuevos proyectos sino que también han hecho nuestra vida más divertida.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 31 de Marzo de 2016

Bonsai01

Bonsai02

Bonsai03

Así que se trata de un bonsái de plástico que incluso uno mismo puede imprimir en su casa y podar de forma parecida a como haría con un bonsái de verdad — eso sí, no hay opción a trasplantes ni injertos ni alambrado ni nada que sea más sofistcado que meter la tijera. Vía Engadget.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 31 de Marzo de 2016

Atari8000

Atari Computer Concepts, vía Coudal, reúne ilustraciones de bocetos, diseños e ideas para ordenadores Atari que no llegaron a ser.

1200-Concept3

2600Jr-Concept

La mayoría de los dibujos están hechos a principios de los ochenta y son obra de Regan Cheng, entonces jefe de diseño industrial de la compañía. A pesar de que los diseños tienen ya 35 años exploran cuestiones interesantes: ordenadores modulares, minimalistas, plegables, compactos, con pantallas plantas...

A300-1

De hecho, el iMac actual guarda cierta semejanza con este concepto de Atari de 1982.

Se pueden ver más de estos diseños, cedidos por el propio Cheng, en el Atari Desktop Concepts y en Atari 1200 & A300 Concepts del Atari Museum.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear