Mayo2017

Por @Wicho — 31 de Mayo de 2017

Una sociedad científicamente informada es sinónimo de una sociedad más culta y por lo tanto, más libre y más capaz de tomar correctamente decisiones con alto componente científico-técnico y menos susceptible de manipulación por intereses de otros grupos de presión, por legítimos que sean.

Pedro Miguel Etxenike
(vía El Diario Vasco)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 31 de Mayo de 2017

José Luis nos ha escrito para hablarnos de miniMO, un sintetizador en el que está trabajando. La idea es conectar unos módulos con otros –unos generan señales, otros las procesan– de tal forma que según qué módulos conectes y en qué orden puedes hacer un sintetizador distinto con los mismos módulos.

La gracia del asunto es que los módulos son programables y todos los programas incluyen al menos un parámetro modulable a través de las entradas, así que aparte de generar y/o procesar señal audible, también se intermodulan usando señales de control.

Según nos cuenta él mismo

imagínate que tienes un módulo, A, que está emitiendo un tono continuo, una nota constante. Esto es un generador, un oscilador. A este oscilador le puedes conectar, a la vez, dos señales externas que controlan la frecuencia y el volumen.
Ahora imagínate un segundo módulo, B, que añade un eco a una señal de entrada. Esto es un efecto porque (en principio) no genera señales. A este eco le puedes conectar una señal externa que controla uno de los cuatro parámetros modificables en ese programa.

Y ahora imagínate que tienes A y B, unos cuantos cables, y una tarde libre :)

Todo el proyecto es open hardware y open software, pero tiene además la peculiaridad de que existe una versión imprimible en 3D, salvo por los componentes electrónicos, claro, que podrás poner a andar sin tan siquiera necesitar un soldador.

¡Chiptunes FTW!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 30 de Mayo de 2017

El 12 de febrero de 1985 una serie de errores por parte de los controladores de la misión hicieron que la estación espacial Salyut 7 quedara inutilizada en órbita, aunque afortunadamente en aquel momento no estaba ocupada.

La misión de Vladimir Dzhanibekov y Victor Savinikh para repararla, a pesar de que durante durante muchos años fue prácticamente un secreto de estado, es de película. Y de hecho en breve podremos disfrutar de Historia de una hazaña, la película basada en esta historia.

Es, ojo, una película basada en hechos reales, de ahí que el nombre de los astronautas protagonistas de la película sea Fiódorov y Aliojin en lugar de Dzhanibekov y Savinikh, ya que en el MundoReal™ no había hielo flotando en el interior de la Salyut 7 ni hubo explosiones ni llegaron a las manos.

Pero aún así apetece verla.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 30 de Mayo de 2017

En Cosmos, Carl Sagan imaginaba la existencia de una Enciclopedia Galáctica, un vasto repositorio del conocimiento de muchos mundos. En Parallax, Adam Westbrook se imagina cómo sería la entrada sobre la Tierra en esa enciclopedia intentando ponerse en la piel –si tienen– de los alienígenas que nos estudian, fascinados por nuestra adicción al monóxido de dihidrógeno.

Serán seis partes, de las que ya ha publicado dos.

(Vía Ana Ribera).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear