Por Nacho Palou — 7 de Diciembre de 2015

Sucedió recientemente en el aeropuerto de Palm Springs, en California, y no hace falta ser un experto para ver que a pesar de carecer de ruedas el aterrizaje del pequeño jet es impecable y el avión se desliza por el asfalto como si la pista estuviese hecha de lomo de foca.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear