Por @Wicho — 28 de Noviembre de 2017

E-Fan X

Un BAe 146 con uno de sus motores sustituido por un motor eléctrico de 2 megavatios servirá como banco de pruebas para el eventual desarrollo de un avión de pasajeros de entre 50 y 100 plazas en el que la propulsión será híbrida. La idea, además, es que otra de sus turbinas sea reemplazada más adelante por un motor eléctrico.

La energía para el motor eléctrico la producirá un generador que irá montado en el fuselaje, aunque durante el despegue y la subida iniciales estará apoyado por una serie de baterías.

Las tripas del E-Fan X

Se espera que el E-Fan X empiece a volar en 2020 y que permita estudiar los problemas a los que se puede enfrentar un sistema de propulsión eléctrico de alta potencia como los efectos térmicos, la gestión de la potencia del motor, los efectos que la altura y los movimientos del avión puedan tener en los sistemas eléctricos, y posibles problemas de interferencias electromagnéticas. También servirá para determinar los requerimientos para certificar aviones con propulsión eléctrica para su uso en el MundoReal™.

Es un proyecto de Airbus, Rolls-Royce y Siemens.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear