Por Nacho Palou — 2 de Septiembre de 2015

Los más puristas tal vez digan que no se trata de un motor a reacción de verdad sino más bien de un secador con forma de motor a reacción —según lo que entendemos habitualmente como motor a reacción— ya que este modelo a escala no quema combustible y por tanto no produce un chorro de gases.

En cualquier caso, se trata de una réplica bastante detallada de un motor a reacción General Electric GEnx-1B como los utilizados para impulsar a los Boeing 787 Dreamliner. Su finalidad es hacer volar aviones a escala y — por lo que se puede ver en el vídeo— el empuje es respetable (las cortinas del fondo no paran de moverse durante el funcionamiento del motor).

Según su autor, Harcoreta, el empuje previsto es de 0,5 Kg, algo menor de lo que obtienen algunas turbinas comerciales de este tipo y tamaño utilizadas en aeromodelismo — aunque en este caso hay que tener en cuenta que se trata de un prototipo doméstico y que todo el motor —excepto el motor eléctrico, evidentemente— está construido con decenas de piezas impresas en 3D, incluyendo cada una de los 18 álabes de la turbina.

Impresionante trabajo en cualquier caso.

El modelo incluye el mecanismo de empuje inverso que desvía el flujo de aire hacia los laterales para frenar el avión — igual que funciona en el modelo de verdad.

Este otro vídeo corresponde al vuelo inaugural en un avión de radiocontrol de un prototipo anterior algo más sencillo y más pequeño (de 10 cm de diámetro), también construída con piezas impresas en 3D.

El desarrollo y la construcción del modelo se puede seguir en el hilo GE GEnx-1B 100mm 3D Printed EDF del foro de RC Groups, vía The Awesomer.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear