Por @Alvy — 30 de Octubre de 2006

… O es que tienes mucha, mucha, mucha, mucha suerte o es que le has robado el boleto con premio a algún ancianito despistado. Al menos eso sucede en Canadá, según el artículo de la CBC Luck of the Draw. Al parecer en la región Ontario los administradores de lotería o «loteros» obtuvieron nade menos que 200 premios importantes, de medio millón de dólares cada uno de promedio, durante los últimos siete años. Estadísticamente hablando, que eso suceda por puro azar es simplemente imposible, tal y como calculó el estadístico y matemático Jeffrey Rosenthal. El caso típico es que un viejecito entra en la tienda a comprobar su billete (allí las tiendas de lotería no son profesionales como en España, sino que prácticamente en cualquier sitio se venden cupones), el dependiende lo comprueba y le dice que no ha ganado, pero se guarda en realidad el boleto ganador o lo recoge de la papelera. (En un episodio de Expediente X se veía un caso idéntico). En España ese tipo de fraude es más difícil: en las administraciones si das tu boleto a comprobar hay un marcador electrónico en la máquina que te indica tanto a ti como al lotero si el ticket estaba premiado, y probablemente los datos de esa consulta quedan registrados.

(Vía Freakonomics Blog.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear