Por @Alvy — 2 de Septiembre de 2012

Ya habíamos visto antes el descenso de Curiosity a su llegada a Marte, pero ahora un aficionado se ha entretenido en arreglar aquella película, grabada originalmente a 4 foto gramas por segundo, mejorándola a 25 fotogramas por segundo. El resultado es mucho más espectacular, si bien el proceso de interpolación -que es como se denomina a este tipo de técnicas- es lento, medio-manual y obliga a crear fotogramas que no existen, «falseando» un poco la grabación original. Todo por el bien del espectáculo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear