Por @Wicho — 25 de Mayo de 2011

La tripulación del Endeavour en la misión STS-134 no se ha estado precisamente quieta en los últimos cinco días, lo cual es por otra parte de esperar teniendo en cuenta la cantidad de dinero que cuesta cada una de estas misiones.

Loseta dañadaAsí, el sábado 21, durante el sexto día de la misión, hicieron una inspección detallada de la zona del escudo térmico del Endeavour situada entre la puerta de la pata izquierda del tren de aterrizaje y la puerta que tapa los conectores que unen la nave al depósito de combustible durante el despegue.

En esa zona había una loseta protectora dañada, pero tras obtener mediciones e imágenes más detalladas con el Orbiter Boom Sensor System de esta los ingenieros responsables del escudo térmico de la nave le han dado el visto bueno, indicando que el daño es menor y que tan siquiera hará falta repararlo en órbita.

Drew Feustel y Mike Fincke llevaron a cabo tres paseos espaciales más dedicados a tareas de mantenimiento e instalación de nuevo hardware en la Estación Espacial Internacional durante los días 7 y 10 de la misión, incluyendo el cable que no pudieron acabar de conectar durante el primero de los paseos espaciales de la misión, aunque en el del domingo se les liaron un poco las cosas al ir a lubricar una de las juntas rotatorias que permiten mantener permanentemente orientados hacia el Sol los paneles solares de la ISS.

Algunas de las tuercas que sujetaban las cubiertas de la junta se desprendieron al ser desatornilladas, algo que se supone que no debería haber ocurrido, y aunque Fincke capturó dos de ellos, algo nada sencillo metido dentro de un traje espacial, un tercero se le escapó.

Aún así, la tarea de lubricación de la junta pudo ser terminada, aunque no les dio tiempo a volver a colocar todas sus tapas, y se llevaron una de ellas al interior de la esclusa Quest para que sea colocada en otro paseo espacial.

Feustel en la escotilla de la ISS
Spacewalker: Feustel entrando en la cámara Quest tras el segundo paseo espacial de la misión

En total, Fincke lleva acumulados 8 paseos espaciales en su carrera, para un total de 41 horas y 13 minutos, lo que lo empata con Talgat Musabayev en el puesto número 18 de los astronautas que más tiempo han pasado en el exterior de sus naves; para Feustel era el sexto paseo espacial, aunque sin embargo con 42 horas y 18 minutos le gana a Fincke y ocupa el puesto número 14 de la citada lista.

En el interior del Endeavour y de la ISS los que no estaban liados con los paseos espaciales siguieron moviendo suministros y pertrechos de uno a otro, y también realizaron tareas de puesta a punto en los sistemas de generación de oxígeno y de eliminación de dióxido de carbono de la Estación.

El lunes 23, octavo día de la misión, vio como el comandante de la Expedición 27, Dmitri Kondratyev, y los ingenieros de vuelos Paolo Nespoli y Catherine Coleman se embarcaban en la Soyuz TMA-20 para volver a Tierra, lo que hicieron sin ningún problema.

Aprovecharon también para que Nespoli hiciera fotos de la Estación con un transbordador atracado, algo de lo que, por increíble que parezca, no había ninguna hasta la fecha, fotos que se espera que sean publicadas en breve.

Por su parte, el Espectrómetro Magnético Alpha sigue funcionando y produciendo nada menos que 100 GB de datos cada día para que los científicos revisen en busca de un mejor entendimiento del origen y del funcionamiento del universo.

El AMS en su sitio
In Place at Last el AMS instalado en el centro del segmento de estribor de la Estación Espacial Internacional

Las canciones utilizadas para despertar a los astronautas del Endeavour estos días han sido In View por The Tragically Hip para Feustel, Il Mio Pensier por Luciano Ligabue para Roberto Vittori, Times Like These de los Foo Fighters para Feustel, y Real World por Matchbox Twenty para Greg Johnson.

Fuentes: STS-134 en la Wikipedia y la lista de Twitter que hemos creado para seguir esta misión.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear