Por Nacho Palou — 7 de Octubre de 2015

El vídeo del sistema de conducción autónoma Volvo IntelliSafe es una demostración bastante creíble y razonable de cómo, al menos inicialmente, convivirán la conducción convencional (manual o humana) con la conducción autónoma a tiempo parcial.

La conducción autónoma sería algo algo más parecido a un sistema de control de velocidad de crucero avanzando que únicamente se puede activar en determinados tramos de vía y de forma opcional. Por ejemplo, en tramos de los que se disponga de cartografía precisa o cuando el estado del tráfico y la meteorología lo permitan.

Sin embargo el vídeo deja mas preguntas y dudas de las que resuelve. Por ejemplo, ¿qué haría o cómo se comportaría el coche en caso de imprevisto? No me refiero a la frenada automática ante un obstáculo estático, sino en caso de que haya un accidente delante, caiga algo de un camión, un jabalí cruce la carretera de improviso y cosas así.

Volvo-Intellisafe-Driving

O también, ¿qué sucede si el conductor mueve accidentalmente el volante, por ejemplo al abrir un libro? ¿el coche responde al movimiento involuntario o lo ignora y sigue su ruta? Porque en ese caso si el coche responde, mal asunto y si no responde, peor — significa que en caso de emergencia el conductor no podría tomar el control inmediato del vehículo.

(Ni siquiera es probable que durante la conducción autónoma esté permitido que el conductor dejar de mirar a la carretera —nada de leer ni de ver la tele ni echar una cabeza: el conductor supervisa el sistema autónomo y el sistema autónomo supervisa al conductor.)

La duda que sí se despeja en parte tiene que ver con qué sucede si el conductor no vuelve a tomar el volante una vez que se termina el tramo de vía apto para la conducción autónoma —si se queda dormido, por ejemplo.

Según Volvo, en ese caso el vehículo se detiene automáticamente y «de forma segura». La cuestión es dónde y cómo y cuánto de riesgo supone que uno o varios vehículos con conductores dormidos se quieran detener todos a la vez justo antes del final del tramo apto para la conducción autónoma.

Según el vídeo Volvo pondrá sus primeros coches autónomos en vías públicas próximas a Gotemburgo en 2017.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear