Por Nacho Palou — 26 de Noviembre de 2007

¿Lo sabía? — El momento más común para que ocurra un infarto es la mañana del lunes. ¿La razón? A muchos trabajadores se les eleva la tensión arterial cuando regresan a la oficina después de un fin de semana. El estrés derivado del cambio también puede ser un factor desencadenante.

National Geographic en Español.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear