Por Nacho Palou — 31 de Enero de 2008

Light PollutionLa preciosa fotografía del usuario de Flickr cestomano.com, tomada en la zona norte de Tenerife (el Teide al fondo a la izquierda), muestra el efecto de la contamiación lumínica habitual de las ciudades y zonas pobladas.

La contaminación lumínica tiene dos impactos evidentes en el entorno y las personas porque a) reduce la visibilidad del cielo nocturno y hace desaparecer de la vista las estrellas y b) supone un evidente derroche de energía en forma de luz que va "a ninguna parte".

La contaminación lumínica [...] genera numerosas y perjudiciales consecuencias como son el aumento del gasto energético y económico, la intrusión lumínica, la inseguridad vial, el dificultar el tráfico aéreo y marítimo, el daño a los ecosistemas nocturnos y la degradación del cielo nocturno, patrimonio natural y cultural, con la consiguiente pérdida de percepción del Universo y los problemas causados a los observatorios astronómicos.

Desde 2007 la Declaración de la Palma, defiende, con el apoyo de la UNESCO, el cielo nocturno y el derecho a observar las estrellas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones