Por Nacho Palou — 27 de Octubre de 2008

Ver vídeo: Pelamis Wave - Seatrials
Pelamis Wave - Seatrials, YouTube, 23 segundos.

El mes pasado se puso en marcha en Agucadoura, Portugal, la primera planta comercial de energía undimotriz. La energía undimotriz convierte el movimiento de las olas en electricidad.

Pelamis Wave Energy ConverterFuente: Pelamis Wave Power.

Energía undimotriz - Su funcionamiento se basa en el aprovechamiento de la energía de la oscilación vertical de las olas a través de unas boyas eléctricas que se elevan y descienden sobre una estructura similar a un pistón, en la que se instala una bomba hidráulica. El agua entra y sale de la bomba con el movimiento e impulsa un generador que produce la electricidad. La corriente se transmite a tierra a través de un cable submarino.

Pelamis Wave Energy Converter
Conversor Pelamis en Orkney. Fuente: Pelamis Wave Power

El convertidor de energía de olas Pelamis consiste es una estructura articulada de 150 metros de longitud por 3,5 metros de diámetro. Cada una de las tres estructuras alberga a su vez tres generadores independientes de 250 KW, de modo que cada una de las estructuras produce 750 KW -que suman un total para el parque de 2,25 MW para un máximo de producción de 8,1 GWh cada año.

Iberdrola tiene previsto poner en marcha un parque de energía mareometoriz en Santoña (Cantabria) donde ya se están probando una decena boyas de 1,5 MW a unos 40 metros de profundidad que suben y bajan al vaivén de las olas, enrollando y desenrollando un cable que mueve un generador de energía.

Perspectiva de la energía maremotriz - En 1993 el Consejo Mundial de la Energía calculó que el potencial de las olas duplicaba el consumo eléctrico mundial actual y la Comisión Europea cree que hay más de 100 emplazamientos en el continente con un potencial fácilmente aprovechable. Mientras, el Instituto de Investigaciones Tecnológicas de la Universidad Pontificia de Comillas asegura que "si España aprovechase toda la energía de las olas en las costas españolas, podríamos cubrir toda la demanda energética española".
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

5 comentarios

#1 — J.

A lo mejor viene un poco tomado por los pelos, pero podría ser el "germen" para un artículo vuestro:

Siempre se ha dicho que uno de los problemas de la energía renovable es su "intermitencia" y "deslocalización". Por tanto, REE (red eléctrica española) y otros organismos siempre han dicho que el máximo posible de % sobre la energía eléctrica de las renovables estaba sobre el 20%. Más % significaría inestabilidad en el sistema.

Algo ha debido mejorar en los sistemas de control (y en eso REE ha invertido mucho), porque anoche, la del 30 de octubre, la eólica solita proporcionó un 35% de la energía eléctrica española. Intermitente y deslocalizada, pero el sistema puede aguantarlo... parece. Creo que es un paso hacia el buen camino.

Por cierto, ayer también batió (España) un record de exportación de energía eléctrica (ver www.ree.es, balances diarios): somos exportadores desde hace dos/tres años, pero lo de ayer es de diploma.

#2 — Jose Luis

#1 J.

Las inestabilidades a nivel local debido a los transitorios y armónicos de la transmisión eléctrica es un tema bastante superado con los actuales controles en la electrónica de potencia.
El problema cuando se habla de límites en la capacidad eólica por su "intermitencia" y deslocalización" es que su uso masivo hace que la infrastructura de generación electrica sea terriblemente ineficiente. Si, estamos marcando buenas cifras eólicas y ahora todo el mundo se remite a la página de REE.

¿Es que nadie miraba hace apenas una semana (sobre el 24 de Octubre) cuando teniamos funcionando tan solo 400 MW de los más de 15.000 instalados?

¿Y que pasaba entonces? pues que marcabamos records históricos en producción por ciclo combinado y por carbón y de importación de Francia.

Luego cuantos más aerogeneradores instalas más turbinas de gas has de instalar así que realmente el gasto es doble al igual que las emisiones de CO2 por hacer trabajar en regimenes transitorios a las turbinas, y por supuesto el precio de la electricidad se dispara. Ese es el problema de la eólica. Cierra las plantas de carbón o nucleares que tenemos en España y dile adiós a la luz, porque gracias a ellas nos podemos permitir el lujo de tener los aerogeneradores.

#3 — Miguel Yuma

Nacho, te pido perdón por mi audaz ignorancia, pero el texto que va pegado abajo, me resulta un poco incomprensible. ¿De cuantas estructuras estamos hablando? ¿Y cuanta potencia producen?. Con todo respeto, creo que puede explicarse mejor.... pero ¡¡no me pidas a mi que lo haga!!. :-) Saludos.

"El convertidor de energía de olas Pelamis consiste es una estructura articulada de 150 metros de longitud por 3,5 metros de diámetro. Cada una de las tres estructuras alberga a su vez tres generadores independientes de 250 KW, de modo que cada una de las estructuras produce 750 KW –que suman un total para el parque de 2,25 MW para un máximo de producción de 8,1 GWh cada año."

#4 — Christian

Todos los avances son interesantes, pero espero que no vuelvan otra vez a Galicia a seguir acabando con el medio natural... estamos ya un poquito cansados de tener los ríos llenos de minicentrales y los montes de aerogeneradores... somos número uno del mundo en producción de energía...... y número uno en acabar con el medio :(

Entiendo que este sistema se debería usar en zonas en las que haya un menor riesgo de daños al ecosistema marino...

Avances si, pero no siempre a costa de acabar con nuestra tierra y los animales que la poblamos ;)


Un saludo, Christian.

#5 — Jesus

Me imagino que lo tendran calculado, pero el coste de mantenimiento de una estructura como esta en este medio debe ser brutal, tanto por el desgaste como por los medios para reparar esos desgastes.
Por otra parte, ya me imagino que estaran ubicados fuera de rutas maritimas "habituales" pero tengo curiosidad por saber las medidas de seguridad de que disponen para evitar colisiones, que dependiendo del tamaño del barco pueden ser letales bien para los generadores, bien para la embarcacion.