Por @Alvy — 21 de Enero de 2016

No está mal rescatar esta charla de hace unos años de James Hansen en TED, titulada ¿Por qué tengo que hablar del cambio climático?, que ahora ha seleccionado United Explanations como una de las mejores charlas sobre desarrollo global en este formato.

Imaginen un asteroide gigantesco dirigiéndose hacia la Tierra. A eso es a lo que nos enfrentamos con el cambio climático. Pero estamos atontados, sin tomar ninguna acción para desviar el asteroide, a pesar de que cuanto más cerca esté más difícil será evitarlo.

Si hubiéramos empezado a resolver este problema en 2005 hubiera bastado reducir las emisiones un 3 por ciento anual para restablecer el equilibro. Si esperamos una década necesitaremos reducirlo un 15 por ciento anual y será caro y difícil, quizá imposible. Pero es que ni siquiera hemos empezado, y eso es lo que hace que me suenen todas las alarmas.

En la charla se explica la peculiar relación entre las políticas gubernamentales, las investigaciones científicas y el debate sobre el cambio climático mundial. Algo que ahora todo el mundo parece tener muy claro pero que hace unos años era algo todavía cuestionado y sobre lo que podía saber más el cuñao o el primo [cough, cough] que los verdaderos expertos y consejeros en ese campo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear