Por Nacho Palou — 23 de Febrero de 2009

GreenWheel - MIT
GreenWheel instalado en una bicicleta. Foto MIT.

GreenWheel es un desarrollo realizado en el MIT capaz de convertir una bicicleta convencional en una de propulsión eléctrica.

La clave del invento es que todo lo necesario para generar, almacenar y propulsar la bicicleta con energía eléctrica se encuentra incorporado dentro de la carcasa que se acopla al eje de la rueda trasera.

Es parecido al ingenio que en teoría permitía convertir cualquier coche convencional en una suerte de híbrido propulsado a tiempo parcial por electricidad.

La batería de GreenWheel puede cargarse bien con un enchufe a la pared o también mientras se pedalea; además permite pedalear mientras funciona, lo que incrementa su autonomía (de unos 40 km cuando está totalmente cargado y dependiendo del terreno y peso) asistiendo en el avance, lo que es perfecto para las cuestas.

Según sus inventores el accesorio es fácil de instalar, puede utilizarse con prácticamente cualquier bicicleta normal y tiene una duración media de unos 65.000 km, lo que es un buen montón de años incluso si se hace un uso intensivo de la bicicleta. De precio y disponibilidad de momento no hay noticias.

(Vía TreeHugger.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

4 comentarios

#1 — citacelebre

En mi opinión es de los mejores inventos aplicables a pie de calle, por su sencillez, utilidad y duración (según ellos 65.000km).
Habrá que ver por un lado el precio, porque si cuesta 2000€ pues ya no es tan interesante.
Y por otro lado a ver cuando lo venden, porque si fuera para el 2013 por ejemplo, para entonces seguramente ya habría otras opciones interesantes.

#2 — Sergio Alvaré Peláez

Sería interesante que pudiera acoplarse y desacoplarse, con un embrague, de la rueda. Así podría cargarse al bajar cuestas y devolver la energía al subirlas. Tal vez incluso pudiese almacenarse la energía con un volante de inercia... si es que esto no hace "incontrolable" a la bicicleta o resulta excesivamente pesado o caro, o se pierde demasiado rápido la energía como para poder aprovecharla en el momento en que realmente lo necesitamos.

Es posible que conforme aumentan los precios del combustible alguien desarrolle un cuadriciclo realmente ligero y útil, algo a medio camino entre las bicicletas y los cuadriciclos ligeros a gasolina (microcars) actuales... ¿Una "bi-"cicleta de 4 ruedas con motor eléctrico, plegable, y con un peso de 50 kg? Tal vez fuese maravilloso en determinados entornos. El creador del spectrum intentó algo "parecido" (más allá del microcoche) en su momento y fracasó estrepisomamente.

#3 — Gali

Valeo y Michelin presentaron a finales del año pasado en el Salón de París, un proyecto similar para añadir propulsión eléctrica a cualquier automóvil convencional. Tuve la oportunidad de probarlo en un Corsa "normal" y funciona.

La marca piensa en el sistema como forma de "hibridar" a un coche que no lo es, o para convertirlo en completamente eléctrico, quitándole el motor y la transmisión.

Lo que no han resuelto, lógicamente, es el meter ahí dentro las baterías.

Aquí os dejo la última mención de Automotive News sobre el sistema (formato PDF) Michelin Active Wheel.

#4 — guillermo raul alvarez

a pesar de llegar a los 50 recuerdo cuando yo era chico y vi circular bicicletas a las que se le habia incorporado un motor electrico, desconozco las causas por las cuales se dejaron de usar, y sospecho que como siempre hubo una manito del gobierno, tal vez mi sospecha sea infundada, y es lo mejor que podria pasar, pero me gustaria saber por algun medio, si realmente fue asi o fue un hecho fortuito.