Por Nacho Palou — 21 de Julio de 2008

Construcción Flamanville 3 (Francia)
Construcción del edificio contenedor del combustible y el reactor nuclear. Foto de EDF.

Se espera que en 2012 esté operativo en Francia el reactor EPR en Flamanville 3, el primero de este tipo en aquel país y segundo en el mundo.

Los reactores nucleares EPR (European Pressurized Reactor, reactor de agua a presión europeo) tienen una notable potencia de hasta 1.600 MW. Se trata de la nueva generación que viene a sustituir a los antriores reactores tipo PWR que terminan su vida útil en aquel país hacia 2020.

Las plantas del tipo EPR se caracterizan por un menor consumo de combustible a cambio de una mayor capacidad de generación de electricidad a lo largo de hasta 60 años de vida operativa prevista. Presumen también de incorporar nuevos y avanzados sistemas de seguridad, reforzados respecto a los presentes en las centrales nucleares actualmente en funcionamiento.

Doble edificio de contención
Las plantas EPR disponen de doble muro de hormigón con un total de 2,6 metros de grosor. © Image & Process, AREVA NP

En recientes declaraciones en las que el presidente francés Nicolas Sarkozy anunció la construcción de segundo reactor nuclear EPR de nueva generación en Normandía. Afirmó que "cada EPR permite ahorrar 2.000 millones de metros cúbicos de gas al año cuando sustituye una central de gas y once millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono si reemplaza una central de carbón".

Por su parte, Greenpeace Francia califica esta decisión de "estúpida" al tratarse de reactores más potentes y con una mayor concentración de material radiactivo que sus predecesoras. Aprovechó para recordar al presidente francés que su compromiso era con las energías renovables y la eficiencia energética.

También se está construyendo una planta piloto de este tipo en Finlandia, la Olkiluoto 3, otro de los países que ha elegido la energía nuclear como alternativa efectiva. Se prevé que estará completada en 2011, con un par de años de retraso respecto a la fecha inicial. El coste económico podría alcanzar los 1.500 millones de euros, menos de la mitad de lo que costará el modelo francés.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear