Por Nacho Palou — 29 de Septiembre de 2017

Vehiculo espacial bfr spacex

Hoy en Australia Elon Musk ha presentado su plan actualizado para el sistema de transporte interplanetario durante el International Astronautical Congress (IAC), celebrado en Adelaida, que se puede ver en Making Life Multiplanetary.

Musk se ha sacado de la chistera el SpaceX BFR sobre el que ya había dado alguna pista en el pasado, que ahora ha detallado. El BFR, tándem formado por el lanzador y la cápsula, sustituirá a los cohetes Falcon 9 y Falcon Heavy y también a la cápsula Orion.

El BFR es un vehículo lanzador que puede viajar en órbita terrestre baja de un extremo a otro del planeta a 27.000 km/h. A esa velocidad en la mayoría de los casos los viajes durarán en torno a media hora, una hora como máximo. Uno de los trayectos más largos, como sería el caso de Nueva York - Shanghai (casi 12.000 km), se completaría en 39 minutos.

Vehiculo espacial bfr spacex 2

El mismo vehículo puede poner satélites en órbita o viajar a Marte, con carga y con pasajeros. En el segundo caso la zona habitable sería un módulo colocado en la zona de carga con camarotes y zonas comunes. Es más o menos como meter un pequeño crucero dentro de la bodega de carga del BFR. La nave tiene una longitud de 48 metros y un diámetro de 9 metros.

El nombre de BFR corresponde a Big Fucking Rocket, (recuerda) o cohete grande de narices: BFR mide 122 metros de alto y tiene 9 metros de diámetro, reducido desde los 12 metros originalmente planteados. Con 31 cohetes Raptor en la primera fase el BFR sería el cohete más grande y más potente construido desde el Saturno V. Puede lanzar al espacio 150 toneladas (un Falcon Heavy de Space X lanza 30 toneladas, como máximo) y su diámetro es tal que, según Musk, “podría llevar en su cofia de carga un telescopio espacial con un diámetro diez mayor que el de Hubble.”

Vehiculo espacial bfr spacex 3
Con 150 de capacidad de carga el cohete para el sistema de transporte interplanetario de SpaceX sería el cohete más grande y más potente construido desde el Saturno V.

Para misiones cercanas a la Tierra podría haber un modelo más pequeño, menos capaz pero también menos costoso de lanzar. A diferencia de los Falcon actuales, en los que sólo se reutiliza la primera fase, los lanzadores BFR serán reutilizables en su totalidad, y podrán repostar en el espacio, en la superficie de la Luna o de Marte, por ejemplo. Esta es una característica clave dentro del plan de transporte interplanetario que explica Musk en su manifiesto Making Humans a Multi-Planetary Species.

Sin perder de vista Marte, Elon Musk tiene planes para poner dos naves de carga BFR en Marte en el año 2022. Esta primera llegada de SpaceX serviría para llevar mercancías, víveres e infraestructuras con los que establecer una presencia permanente en Marte y recibir a la primera misión tripulada de la compañía que llegaría a Marte dos años después, en 2024.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear