Por Nacho Palou — 25 de Octubre de 2009

Esta noche toca cambio de hora, con lo que hay que retrasar los relojes 60 minutos.

Como a veces tardaba semanas -si no meses- en darme cuenta que no había cambiado el reloj de la cámara, desde hace tiempo este reloj lo dejo siempre en horario GMT y así no tengo que cambiarla nunca.

Como en la fotografía se guardan tanto la hora como la fecha, sabiendo la fecha puedo saber exactamente la hora si me hace falta: si la fecha corresponde a la hora normal sumo una hora a la registrada en la foto; si corresponde a una fecha con horario de verano sumo dos.

Los cambios de hora son siempre el último fin de semana de marzo y el último fin de semana de octubre, con lo que la corrección a aplicar se puede saber con bastante exactitud sin tener que recurrir a un calendario.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

4 comentarios

#1 — Teco

Pues gracias por recordarlo! Ya se me había olvidado!

#2 — chamaruco

Yo lo tengo en UTC (ya no se usa la nomenclatura GMT).

Siempre viene bien a la hora de sincronizar datos con los tracks de GPS... aunque la mayoría de aplicaciones te permiten marcar la zona horaria en la que están hechas las fotos, encontré con que funcionaba todo mejor si las fotos estaban con UTC en los EXIF

#3 — Richard

Pues la verdad es que se me había pasado.... me suele pasar siempre!!! Así que creo que haré como tú y así dejo de preocuparme por los cambios de hora....

#4 — forestalx

Se me había olvidado por completo XD