Por Nacho Palou — 27 de Abril de 2011

Nunca deja de sorprenderme lo bien que casa la tecnología precisa y sofisticada de las cámaras fotográficas con la artesanía más tosca del cartón y la cinta adhesiva.

En este caso se trata de utilizar un bote de patatas Pringles para iluminación de fotografía macro utilizando el flash integrado de la cámara -aunque el principio es aplicable también si se utiliza un flash externo.

El "invento" lo ilustra el usuario de Flickr Steve Kushnir en cuya galería se pueden ver decenas de macrofotografías iluminadas con el bote de patatas.

(Foto Steve Kushnir, vía DIYPhotography.net)

Anotaciones relacionadas:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear