Por Nacho Palou — 12 de Enero de 2009

Niebla levantándose

Nunca digas «no hay nada que fotografiar». Te sucederá, pero no lo digas. Siempre hay algo que fotografiar. Sal fuera. Túmbate en el suelo y mira hacia arriba. Gira sobre tí mismo, boca abajo, y coloca la cámara en el suelo. Mira en el espejo. Coge el camino más largo para ir a casa. Dile a un extraño que quieres hacer una foto y a ver qué se le ocurre. Aprovecha para buscar y celebrar cada día algo único.

El #5 de Tips for Shooting One Photo A Day for 365 Days, en Shutter Sisters.

(Hace unos días, justo antes de Reyes, la niebla envolvía la ciudad y prometía dejar alguna foto de interés. De modo que me llevé la cámara a hacer unos recados. Pero «no había nada que fotografiar». Hasta que elegí volver a casa «por el camino [realmente] largo», lo que me permitió encontrar algo que me gustaba y que fotografié -la imagen de arriba.)

Compartir en Facebook  Tuitear

13 comentarios

#1ACALU

La imaginacion es un punto muy fuerte, y muchas veces lo mas dificil de fotografiar es lo que ves frecuentemente, hay que hacer un esfuerzo para verlo con otros ojos, o como dices, ir a lugares diferentes de tu alrededor ayuda.

Yo creo que si, siempre hay algo que fotografiar ;)

Saludos.

#2ACALU

Ah por cierto, la foto del post me parece muy sugerente con la niebla y los arboles pelones. La composicion tan minimalista y con 2 colores la acompaña tambien muy bien :) Un acierto tirar por otro lugar.

Saludos.

#3creaydestruye

Es muy interesante este consejo! Lo aplicaré hoy mismo. La foto majestuosa!

#4josé manuel rodríguez sánchez

¿Y quién no lo ha dicho nunca? Yo siempre digo que tengo que intentar pensar como un tipo de mis antípodas para poder fijarme en algo de lo que habitualmente me rodea... Y a veces es extremadamente complicado... en fin, supongo que ese es nuestro sino.

#5david

Lo bueno del "volver a casa por otro lugar" es que lo cotidiano muchas veces se vuelve anodino, y por eso no encontramos nada fotogénico que llame nuestra anteción.

Otra forma de hacer que lo ordinario se vuelva extraordinario, es saber mirar mucho y muy bien lo extraño; y cuando vuelves a lo de siempre, acabas descubriendo algo maravilloso que habías pasado por alto.

#6jmoreno

Muy interesante. Es un ejercicio que nos ayudará sin duda a mejorar nuestra imaginación (fotográfica) y ver el mundo que nos rodea desde un punto de vista distinto.

Hay un grupo de "locos" que nos hemos planteado un reto diario, similar al que nos indicas y que si queréis podéis seguir en
http://www.undiaunafoto.com

#7etorices

Muchas veces lo cotidiano nos va aplanando el sentido de la vista, tan sólo vemos pero no admiramos.
Buen ejercicio de apreciación y buena toma!!!

#8Lola

Pues para no tener nada...

Buen consejo, desde luego. Lo que ocurre es que a veces acaba siendo casi una apacible obligación. Pero ojalá todas las obligaciones fueran así.

#9pepe.rosal

Sabio consejo. Lo pondré en práctica.

Muchas gracias y un saludo.

#10 — Daniel

Buscando sin buscar me encontré con esto, me parecen muy buenos consejos.
que aunque eso de sali a lugares que no frecuento ya se me estaba empezando a ocurrir, gracias

#11Mauro - Fotomaf

Mucha razón, las mejores fotos, las no esperadas...
un abrazo

#12Patri

Que fotografía más bonita... A mi me pasa, lo reconozco, nunca se qué fotografiar.. y cuando lo tengo delante, no tengo la cámara.
Un abrazo!

#13Daniel CDMs

Pues te ha quedado foton, y en B&W igual esta hasta mejor!

Un saludo