Por Nacho Palou — 26 de Marzo de 2010


El HTC Legend estará disponible desde la semana que viene, en España, con la operadora Vodafone.

El HTC Legend, provisto de Android 2.1, es uno de los teléfonos más bonitos, en todos los aspectos, que ha pasado por mis manos.

Es similar al Hero aunque cambia el plástico con recubrimiento de teflón de éste por el aluminio. Si fuera un poco más grande -especialmente más ancho (¡proporción áurea!)- sería perfecto, al menos estéticamente.


El Legend (pantalla de 3,2 pulgadas) es ligeramente más pequeño que el iPhone (3,5 pulgadas). La pantalla del Legend es AMOLED.

Este es uno de los dos modelos Android que HTC presentó en la Mobile World Congress de Barcelona (el otro fue el HTC Desire) y es un más que digno sucesor para el HTC Magic, uno de los teléfonos Android más populares en España desde que lo comenzase a comercializar también Vodafone hace ahora un año.

El Legend estará disponible desde la semana que viene en Vodafone desde 0 euros con portabilidad.

Características principales

El modelo probado no es tan potente como el HTC Desire -que está en un nivel superior, a la altura del Nexus One y del Motorola Milestone que ha comenzado a comercializar Orange- aunque sí es, en mi opinión, más bonito y comparte con éste algunas de las últimas tecnologías adoptadas por HTC, como son la tecnología AMOLED para la pantalla y el innovador trackpad óptico.

La duración de la batería es razonable en un uso normal y viene a soportar lo habitual en este tipo de teléfonos, alrededor de una jornada (unas 8 horas) dependiendo del uso y de las opciones (3G, GPS, WiFi,...) que se mantengan activadas.

El HTC Legend es bonito por fuera...


La carcasa está modelada a partir de un único bloque de aluminio

La carcasa está fabricada en una única pieza de aluminio modelada y el resultado es casi tan bueno como la de un iMac de los actuales. Tanto que con un par de modificaciones podría pasar por un iPhone de cuarta generación.

Para colocar la batería, la tarjeta SIM y la tarjeta de memoria microSD (que es de unos generosos 16 GB en las unidades distribuídas por la operadora) se abre la parte inferior de plástico negro, que tiene buen tacto y encaja como la guantera de un Audi.


El trackpad es óptico muy cómodo y preciso.

A diferencia del Magic, en el Legend el trackpad es óptico, por lo que no se mueve ni sobresale de la superficie. Funciona viendo los movimientos del dedo, de la misma forma que funcionan los ratones ópticos. Es muy cómodo y preciso.


La salida para auriculares es estándar. Bajo la rejilla del altavoz hay un indicador luminoso para las notificaciones.

En la parte superior están el botón de encendido y el conector de auriculares estándar (3,5 mm) que sustituyen a los USB anteriores y que son necesarios para que funcione la radio FM incorporada.

En la parte posterior se encuentra la cámara de 5 megapíxeles con flash para foto y vídeo, de manejo totalmente táctil: se desliza el dedo por la pantalla para hacer zoom y se pulsa en la zona de la imagen donde se desea que actúe el enfoque automático.

En el lateral izquierdo se encuentra el control de volumen y en la parte inferior el conector microUSB.

...Y también por dentro

pantallas-legend-1.jpg
El acceso al teléfono se puede proteger con un patrón de bloqueo. Además de Android 2.1, el Legend incorpora la última versión del cuidado interfaz HTC Sense.

El Legend lleva la versión 2.1 de Android y la última versión del cuidado interfaz gráfico HTC Sense (la versión 7, también presentada en Barcelona), con el agregador de contactos sociales Friend Stream como principal novedad.

Friend Stream permite ver en una única ventana -de la aplicación o del widget que se coloca directamente en alguno de los escritorios- los contenidos de los contactos de Facebook, Twitter y Flickr.

HTC ha aumentado el número de escritorios de Android 2.1, pasando de los cinco originales a siete. Es bastante rápido moverse entre ellos a través del trackpad óptico.

Pero además tiene una función tipo Exposé a la que se accede o bien pulsando el botón Home (estando en la Home) o bien haciendo un gesto con los dedos índice y pulgar (el mismo gesto multitáctil que permite alejar zoom en las imágenes) y que muestra los siete escritorios en una misma pantalla, de modo que se puede llegar a cualquiera de ellas en un instante.

El número de widgets disponibles en el Legend es enorme. Entre los provistos por Android y por HTC suman casi treinta -además de los que se pueden descargar adicionalmente- y permiten hacer multitud de tareas sin necesidad de abrir aplicaciones: leer correo, mensajes, ver contactos, noticias y feeds, activar y desactivar funciones del teléfono, etc.


Entre los widgets de Android y los diseñados por HTC el Legend dispone de decenas de estas pequeñas aplicaciones que funcionan directamente en el escritorio y permiten hacer casi de todo: leer correo o mensajes SMS, acceder a los contactos, recibir noticias y feeds RSS, ver los contenidos de Twitter, Flickr o Facebook,...

El de HTC también tiene algunas funciones "inteligentes" realmente interesantes. Aunque podrían ser más, es un avance en este sentido.

Por ejemplo, si mientras está sonado se coge el teléfono el volumen del timbre comienza a descender automáticamente porque el teléfono entiende que ya te has enterado de que está sonando. El sensor de movimiento no interfiere en el timbre si, por ejemplo, se lleva el teléfono en el bolsillo. También si se gira o se pone boca abajo inmediatamente deja de sonar.

Además la agenda -la de HTC, no la de Android- es capaz de detectar entradas duplicadas y combinarlas en una sola. Esto es especialmente útil en este tipo de teléfonos donde a veces hay un contacto con el teléfono, otro sólo con el email o el usuario del chat, etc. Opcionalmente se pueden vincular contactos de forma manual.

La combinación del hardware del HTC Legend, del sistema operativo (Android 2.1) y de la interfaz HTC Sense resulta en un teléfono muy atractivo e interesante, más aún considerando el precio (entre 0 y 249 euros dependiendo de los planes de voz y datos que se contraten).

Además de ofrecer numerosas posibilidades (en la tienda de aplicaciones Android Market hay ahora mismo unos 30.000 programas) el Legend es ligero, cómodo de llevar y tiene un aspecto soberbio.

Android 2.1 en el HTC Legend

Android 2.1 por sí mismo no implica enormes cambios respecto a la versión 1.6, pero sí numerosas mejoras y nuevas funciones. Además es mucho más estable y rápido.

En el Legend algunas de las características más llamativas de Android 2.1 no están disponibles.

Por ejemplo, no dispone de fondos de pantalla activos ni de los efectos 3D en el menú aplicaciones ni en la la galería fotográfica; ni puede ejecutar Google Earth para Android, que de momento sólo funciona en el Nexus One y en breve estará para el Milestone. Esto es porque el Legend es más modesto técnicamente que éstos y no tiene la suficiente potencia gráfica.

Pero independientemente del terminal utilizado la versión 2.1 de Android en España tampoco ofrece características como la del dictado por voz para entrar texto sin teclear, de forma hablada; la versión de Google Maps permite la función del modo Navegador GPS, que sólo está disponibles en EE UU, ni la posibilidad de acceder a algunos servicios como Google Voice.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear