Por Nacho Palou — 19 de Mayo de 2016

Shock Clock avjbam

Se supone que el Pavlok Shock Clock está diseñado para entrenar a su usuario en el arte de madrugar, de levantarse de la cama a la primera. Antes incluso de que suene el despertador.

La idea no es un sonido o un modo de funcionamiento irritante o molesto; tampoco que haya que salir de la cama para apagar la alarma. Ni resolver una fórmula matemática para conseguir deje de sonar.

Stagesofshockclock IGG 1 h8ahd0

En cambio el reloj de choque «ataca el cerebro reptiliano condicionando el comportamiento» del usuario: cuando llega la hora de levantarse, la hora configurada en la app Shock Clock del móvil, el reloj inicia un proceso de estimulación en tres fases. Primero la pulsera vibra, después comienza a pitar y finalmente suelta una descarga eléctrica.

La descarga no es muy grande, entre potente y amable. La idea no es electrocutarte a modo de castigo, sino establecer un estímulo que modifique un comportamiento: según el fabricante, en poco tiempo el cerebro reconoce la secuencia y reacciona a la vibración inicial para evitar la descarga posterior.

«Te levantarás espabilado a la hora, con la primera vibración» del reloj incluso los días que no lo lleves puesto. Entonces «tu conversión de trasnochador a madrugador se habrá completado».

palpatine-training-complete.jpg

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear