Por @Alvy — 23 de Agosto de 2016

Aunque estas pruebas de «resistencia» son siempre un poco relativas los cuchillazos y golpes de estas herramientas parecen bastante reales – de hecho duelen solo con verlos (¡ouch!) Se los ha inflingido la gente de TechRax a un terminal que ha durado menos que un pokémon salvaje en El Retiro.

El asunto es que el Galaxy Note 7 está fabricado con Gorilla Glass 5 de Corning, un cristal de altísima resistencia, y como se puede ver no se raya ni aunque lo acuchilles ni tampoco se fractura aunque lo golpees con ciertas «ganas» y un pesado martillo.

Las especificaciones dicen que soporta caídas desde 1,6 metros sobre superficies duras el 80 de las veces. Eso sí: todo tiene un límite y darle repetidas veces con el filo exacto del cuchillo en lo que parece la parte más débil (el borde y la trasera) acaba produciendo a unos cracks gigantescos; otro tanto sucede cuando se emplea más fuerza con el martillo: los agujeros y fracturas son bastante notorios.

Aun así, parece claro que este terminal aguanta sin problemas los golpes más comunes a los que pueda enfrentarse en sus quehaceres cotidianos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear