Por @Alvy — 1 de Agosto de 2016

Nova tiene este pequeño vídeo sobre quiénes son los hackers y qué es el hacking. Me pareció un muy buen resumen para los tres minutos que dura; de hecho recopila muchas de las ideas sobre los hackers originales, las diferencias con los crackers (término que cada vez se usa menos) o su inmerecida fama. Aunque existen hackers en todos los ámbitos del conocimiento, el término «hacker» está ya indefectiblemente asociado con la informática.

El ensayo te deja preguntándote muchas cosas: ¿Se parece un hacker más a un ladrón, un vándalo, un inventor o a un espía? ¿Qué es el hacking? ¿Y por qué hay gente que hackea?

Todas estas cuestiones suelen retrotraernos al tradicional problema de definición, pero en base a la documentación histórica Alex Rosenthal, el director, propone una idea tan sencilla como definir el hacking como

La resolución de un problema de forma creativa aprovechando las propiedades de las cosas de formas inesperadas o sorprendentes.

Pone como ejemplo a Galileo utilizando espejos y cristales para crear un telescopio o a los ingenieros de la NASA que salvaron el Apolo 13 con un libro, una bolsa de plástico y cinta americana.

El hecho es que todos sabemos reconocer un buen hackeo en cualquier ámbito de la vida –de hecho los hackers gustan de hablar sobre el «valor del hackeo»– pero también es cierto que todos tenemos muy diversas opiniones y juzgamos moralmente de forma diferente unos actos y otros. De hecho muchas de esas actividades están en «areas grises» que han sido debatidas infinidad de veces.

Comparto la conclusión de Rosenthal acerca de que asignarle etiquetas como «buenos», «malos», «correctos» o «incorrectos» a estos actos es un error mayúsculo. Es como ponérselas a un martillo – que puede usarse para construir o destruir. Los conocimientos del hacker son su herramienta. Y al igual que con el martillo, «lo importante es lo que se haga con ellos él y por qué: es una elección personal».

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear