Por @Alvy — 16 de Noviembre de 2016

En Quick, Draw! hay que dibujar de forma esquemática lo que te pidan. La inteligencia artificial de Google (¿no va siendo hora de que le pongan un nombre más amable, a lo «Siri» o «Cortana»?) intentará reconocerla. Si eres bueno dibujando lograrás el objetivo en menos de 20 segundos, mientras escuchas lo que está «viendo» el sistema. Si lo tuyo no es el dibujo, acabarás escuchando un «No tengo ni #%!* idea de lo que estás dibujando»

Jonas y Henry, del departamento de IA de Google, explican a grandes rasgos en el vídeo cómo funciona todo esto. El «truco» es utilizar aprendizaje automático (machine learning) con una red neuronal para reconocer algunas de las características de los dibujos: sus líneas maestras, el orden en que se dibujan, etcétera. Cuando se han enseñado a la máquina miles de dibujos similares es posible detectar ciertos patrones y aprovecharlos para predecir lo que se está viendo en cada momento. El juego funciona más o menos igual, aunque «haciéndose el tonto» e ignorando lo que te ha pedido a priori que dibujes.

Asignando una probabilidad al dibujo en tiempo real respecto a lo que conoce del entrenamiento se puede valorar la certeza de que se corresponda con alguna forma reconocible ya almacenada. Este sistema es el mismo que se utiliza en el reconocimiento de caracteres y en el Traductor Google, con idiomas como el Chino en el que se utilizan ideogramas. Es muy interesante que al final del juego (seis dibujos) se muestra por qué reconoció unos dibujos y no otros – junto con cuáles han dibujado otras personas.

Bonus a Jonas por esas pedazo gafas tan chulas. Reconocibles al instante, esas sí que sí.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear