Por Nacho Palou — 15 de Septiembre de 2016

Si los metamateriales se pueden considerar, entre otras cosas, como «materiales artificiales con propiedades determinadas por su estructura y no por el material con el que están construidas», investigadores del Hasso Plattner Institut van más allá demostrando que los metamateriales también son máquinas, «objetos con funciones mecánicas» determinadas por su estructura.

Como ejemplo, del instituto Hasso Plattner proceden una serie de piezas impresas en 3D que cumplen con ese principio. Se trata de objetos con funciones mecánicas que sirven como las bisagras y el picaporte de una puerta; como tenazas, pantógrafo y hasta articulación para robot.

El mismo objeto combina en su diseño celdas rígidas que dan forma al objeto y celdas flexibles que se deforman de un modo predeterminado cuando se aplica una fuerza. El resultado es un mecanismo, una máquina que no requiere montaje al consistir en una única pieza.

El mecanismo de un picaporte para puerta hecho de una sola pieza impresa en 3D

Al tratarse de objetos construidos con un mismo material es la variación de la estructura de celdas la que determina las propiedades del objeto: cuál es su función, su rigidez, y cuáles serán sus movimientos.

Por ejemplo, en el picaporte para la puerta la estructura en celda convierte el movimiento circular que se origina al accionar el picaporte en un movimiento lineal horizontal que retira el pestillo para dejar que la puerta se abra.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear