Por Nacho Palou — 27 de Noviembre de 2002

No sé cuánto de sofisticadas serán las arañas recolectoras de direcciones de correo electrónico que usan los spammers pero, por si sirve de algo, al publicar en web direcciones de correo electrónico he optado por incluirlas en forma de códigos numéricos del HTML siguiendo la tabla de caracteres ISO Latin 1.

Previsiblemente de este modo al hacer una petición HTTP de la página ésta no mostrará entre el fuente HTML direcciones de correo electrónico en formato alfanumérico legible, sino en forma de, por ejemplo, el código . para una arroba (que el navegador interpretará correctamente como una @) o o en cuyo lugar al visualizarse con un navegador se mostraría una 'o'.

Si con esto consigo aunque sólo sea que el número de mensajes de correo no solicitado deje de crecer de manera exponencial me doy con un canto en los dientes…

Y si ya es demasiado tarde, siempre me queda el recurso de borrar la cuenta durante un par de semanas y empezar de nuevo ;-)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear