Por @Alvy — 7 de Abril de 2005

Cada vez que veo esta foto y leo la historia es que me parto de la risa:

Los pingüinos Emperador observan a un impostor gigante en el zoo Ueno de Tokio, Japón. El director del zoo Teruyuki Komiya se disfrazó para la ocasión y apareció en el recinto de los pingüinos para gastarles una broma el día de April's Fool (Santos Inocentes) en el que como es costumbre en el parque se trata de mostrar a un ser humano junto a los animales, dentro del recinto. [Foto: AFP/Yoshikazu Tsuno]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear