Por Nacho Palou — 16 de Junio de 2009

Tareas de limpieza en la costa de Alaska
Tareas de limpieza en la costa de Alaska utilizando agua caliente a presión para eliminar los restos de crudo procedente del vertido del Exxon Valdez. Foto: NOAA.

El petrolero Exxon Valdez derramó hasta 41 millones de litros de crudo al mar que se extendió a lo largo de 28.000 km2 de océano y alcanzó las costas vírgenes de Alaska a lo largo de 2.000 km al golpear y encallar en un arrecife cerca de Prince William Sound el 24 de marzo de 1989.

Ahora Exxon deberá pagar intereses sobre los daños por el derrame. Inicialmente Exxon fue condenada a pagar 5.000 millones de dólares, cifra que varió en sucesivas apelaciones de la petrolera, las cuales siempre acabaron con sentencias similares, entre los 4.000 y los 4.500 millones de dólares por daños punitivos. Esta nueva orden de pago duplicará los 15.000 dólares pagados a cada uno de los 33.000 demandantes.

Según la compañía, ExxonMobil ha gastado hasta la fecha 3.800 millones de dólares como resultado del accidente incluyendo las compensaciones económicas a los afectados y tareas de limpieza en Prince William Sound, cuyo ecosistema -según la petrolera- actualmente se encuentra "totalmente recuperado y no registra consecuencias a largo plazo debido al vertido".

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear