Por Nacho Palou — 15 de Junio de 2010


Un pelícano cubierto de petróleo tratando de saltar una de las barreras de contención. Fotografía: REUTERS/Sean Gardner

Scenes from the Gulf of Mexico. Después de casi dos meses desde la explosión de la plataforma petrolífera en el Golfo de México se calcula que aún hoy la fuga de crudo equivale a entre 25.000 y 30.000 barriles por día. Un barril de petróleo son casi 160 litros.

En total se calcula que el crudo vertido hasta ahora equivale a un «Exxon Valdez» accidentado en el Golfo cada algo más de una semana. El vertido del petrolero Exxon Valdez fue de 37.000 toneladas, casi la mitad de lo que dejó en las costas portuguesas, españolas y francesas el Prestige (63.000 toneladas).

Los mayores vertidos de petróleo han sido sin embargo del orden de las 250.000 toneladas aunque son menos conocidos al no haber alcanzado las costas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear