Por @Alvy — 3 de Junio de 2017

Windows Vista

Denostado por muchos, vilependiado por otros y blanco de infinidad de chistes, el conocido Windows Vista de Microsoft (2007-2010) fue durante largo tiempo ignorado por una parte importante de su público objetivo debido a sus más que visibles «problemas» de todo tipo.

No es ningún secreto que Vista se convirtió en un dolor de cabeza para Microsoft (y en la peor pesadilla para usuarios y desarrolladores) y muchos todavía no se explican cómo pudo llegar al mercado una versión sucesora del imperio Windows a la que le faltaba algo más que un hervor. Puso su piedra en lo que han llamado la década perdida de Microsoft, una de tamaño importante.

Terry Crowley, que trabajaba en el equipo de desarrollo y proyectos de Microsoft en aquella época (en el departamento de Office, pero muy cerca del equipo de Windows Vista) ha querido resumir en What Really Happened with Vista (Qué sucedió realmente con Vista) lo que considera fueron las causas principales de aquella debacle.

Resumiendo en TL;DR su TL;DR la conclusión es que

  • Microsoft se equivocó al juzgar las tendencias de hardware de la época. Acabó diseñando y construyendo un Windows Vista que funcionaba mal en los equipos de sobremesa, peor en los portátiles y de forma desastrosa en los teléfonos móviles.
  • La apuesta por C# como lenguaje de referencia, que dio lugar a código de baja calidad y mal gestionado. La responsabilidad directa la achaca a Bill Gates, que buscaba una especie de Santo Grial y fue desastroso a largo plazo.
  • La gestión del proyecto Windows fue un desastre de principio a fin, con interminables retrasos en muchas áreas. Vista fue un desastre que culminó una serie de casi-catástrofes en otras áreas de diversos proyectos.

Como puede verse por el resumen, el artículo –que es bastante completo, divulgativo e incluso comparativo con otros sistemas operativos– no deja títere con cabeza. Algo bueno y que conviene repasar, porque de los errores siempre se aprende algo.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear