Por @Alvy — 22 de Marzo de 2016

Microbit

El micro:bit es un ordenador minúsculo con el que se puede aprender a programar. Lo reciben gratis en el colegio todos los niños de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte cuando tienen 12 años. Externamente tiene 25 ledes y diversos sensores como brújula y acelerómetro; además de eso cuenta con varios botones de configuración. Se puede conectar a un ordenador o tableta mediante Bluetooth para programarlo –es su principal misión– y además hace buenas migas con las placas Arduino o con una Raspberry Pi para proyectos de hardware y software más «avanzados».

Todo está un poco en beta en el mundo del micro:bit, pero así son los nuevos inventos. Tanto la página web como los diversos proyectos están permanentemente en pruebas. La muchachada puede enviar sus creaciones para compartirlas, dado que los micro:bit además son completamente de código abierto.

Microbit-HW

La forma aprender qué tipo de proyectos se pueden ejecutar con el micro:bit es mediante vídeos formativos, que enseñan cómo hacer las conexiones básicas y también cómo programar. Python es el lenguaje preferido para estas cosas.

De momento el micro:bit no tiene precio, porque es solo «de regalo», pero una vez se ha desplegado el primer millón entre los jóvenes se podrán comprar unidades adicionales a través de su web, para otros propósitos. Una iniciativa sin duda interesante y práctica para acercar la programación y la informática a los más pequeños.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear