Por @Alvy — 29 de Junio de 2015

Mr. Robot: hackeando la »democracia»

Mr. Robot (de Sam Esmail ) es de momento el episodio piloto una altamente prometedora serie que es tan geek, tan geek que le gustaría hasta al sysadmin de tu empresa. Después de leer buenas críticas en Twitter me entretuve en disfrutarlo –es una hora y pico, pero bien podría ser un largometraje– y me quedé con ganas de más. Es una serie de hackers bien hecha, con personajes fuertes y poderosos, un toque de misterio y algo de conspiración. Nada de efectos a lo C.S.I. ni gente que aparece muerta de repente para alargar la investigación diez episodios más.

Sin temor de desvelar nada baste decir que en Mr. Robot se exploran los límites del hacking ético; también se puede ver cómo funcionan las empresas de «ciberseguridad» y el argumento mantiene una conexión actual –y creíble, probablemente– con lo que está sucediendo en el MundoReal™. El protagonista, un poco a lo El club de la lucha tiene sus propias opiniones y visiones sobre la sociedad en la que vivimos

Mr. Robot: hackeando la »democracia»

Aquí no hay profundas historias de tensión sexual no resuelta, ni violencia por la violencia ni el resto de tópicos tan manidos en todas las series de la actualidad: lo que hay es una buena historia, unos buenos actores protagonistas y, además, un Christian Slater en un papel muy especial que probablemente dará mucho juego cuando la continúen… Si es que acaso la producción sigue adelante, que debería.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear