Por Nacho Palou — 12 de Diciembre de 2009

La NASA está desarrollando una suerte de airbags o colchones amortiguadores que, colocados en la panza de un helicóptero, amortiguan el choque contra el suelo en caso de que se produzca un caída o descenso brusco, más o menos controlado, o al menos horizontal, del aparato.

El vídeo no muestra nada espectacular excepto que, según los sensores de los dummies, la caída del helicóptero desde 10 metros de altura -caída libre- sufrieron una deceleración menor que en una caída similar sin amortiguadores.

(Vía Technically Incorret / CNET.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear