Por Nacho Palou — 9 de Febrero de 2015

El SR-71 Blackbird es uno de los aviones más innovadores, míticos y carismáticos de la historia de la aviación. Todavía conserva algunos de los récords que batió en su día —teniendo en cuenta que se fabricó en la década de 1960—, caso del vuelo entre Nueva York y Londres en menos de dos horas, hora y media más rápido que un Concorde.

En Fascinating photos reveal how they built the SR-71 Blackbird hay algunas fotos del proceso de fabricación del Blackbird, «del que sólo se fabricaron 50 estructuras antes de destruir los moldes para evitar que ningún otro país lo construyera».

Por cierto que quien haya vivido la guerra fría y crecido con las películas y la literatura de aquella época, aunque fuera en sus últimos años, y hoy se dé un paseo (algo totalmente recomendado) por The Intrepid Sea, Air & Space Museum encontrará chocante ver a turistas rusos fotografíandose a pocos centímetros del Blackbird, algo impensable hasta hace no tanto tiempo.

La ironía del asunto es que toda la estructura del SR-71 Blackbird se fabricó con titanio importado de la Unión Soviética.


Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear