Por Nacho Palou — 12 de Diciembre de 2015

La PaperLab de Epson es una especie de fotocopiadora gigante, de algo más de dos metros de largo, que convierte el papel usado en papel nuevo — papel en blanco y listo para ser usado de nuevo.

La máquina viene a ser un híbrido entre una máquina destructora de documentos y una planta de reciclaje de papel, con la diferencia esencial de que no utiliza agua durante el proceso de reciclaje. En cambio, la PaperLab recurre a una serie de adhesivos que se impregnan entre las fibras sueltas del papel limpiando la tinta, un proceso químico que devuelve el color blanco a las hojas de papel.

Seiko Epson PaperLab

El proceso de reciclado destruye completamente la información previamente impresa sobre el papel, lo que supone una destrucción segura. La capacidad de proceso de 14 hojas por minuto supone que la máquina puede producir unas 6700 hojas a lo largo de una jornada de trabajo.

Según Seiko Epson, al hacer innecesario transportar el papel usado hasta centro de reciclado se preserva la confidencialidad de los documentos a la vez que se reducen los costes y las emisiones asociadas al reciclaje y compra de papel.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear