Por @Alvy — 28 de Abril de 2015

Tomas bastante espectaculares que podríamos decir combinan las modas de los selfies con la elegancia de los drones. Vale, hacen ruido: pero al menos no necesitan palo. Y además tienen el bonus de ser probablemente ilegales.

¡Avisen a la RAE y la Fundéu que llegan nuevas selfiepalabrejas para traducir!

Las buenas, buenas de estas suelen estar hechas con un Phantom II de DJI, capaz de llegar a impresionantes alturas por un precio módico.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


La cuestión vital: ¿Por qué la vida es como es?

EUR 13,29

Comprar


Ya está el listo que todo lo sabe

EUR 5,99 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección