Por Nacho Palou — 13 de Marzo de 2017

El vídeo a cámara muy muy lenta recoge un disparo de prueba de un misil Longbow Hellfire desde el buque USS Detroit de la armada de EE UU, a finales del mes pasado. Este tipo de misiles pueden dispararse desde el aire contra objetivos en tierra o desde tierra contra objetivos terrestres; por ejemplo, desde buques hacia pequeñas embarcaciones enemigas o piratas, con un alcance máximo de 8 km.

Cada uno de esos artilugios, fabricado por Lockheed Martin, cuesta 110.000 dólares. Mide 1,63 metros y pesa algo menos de 50 Kg. Aunque no se indica cuál es la velocidad inicial en el disparo, en vuelo el misil puede alcanzar los 1530 km/h — 1,3 Mach o 1,3 veces la velocidad del sonido. España es uno de los países que operan este tipo de misil.

Vía Inverse.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Desarrolla más rápido con Xojo