Por @Alvy — 12 de Diciembre de 2015

SkyDeck es una de esas ideas lujosas para quien le guste viajar de una forma diferente, en este caso fuera de la cabina del avión en una especie de burbuja perfectamente aislada y segura que va instalada en el techo de la aeronave.

De momento la idea está en fase de vídeo de mentirijillas 3D (a.k.a. «diseño conceptual») a ver si alguna aerolínea se interesa. Según parece hay versiones en las que los pasajeros llegan a la «burbuja» mediante escaleras; en otras subiendo en un ascensor muy espectacular. Opciones todas para ultra-VIPs porque teniendo en cuenta la cantidad de espacio que requieren ya habría que multiplicar el precio de los asientos en cuestión por cifras bastante altas.

Como alternativa ingeniosa, hay quien sugiere que sería realmente mucho más interesante colocar la burbuja en la parte de abajo del avión. No solo evitarían tener que tragarse las mismas vistas del fuselaje (como cuando te toca ventanilla «sobre las alas») sino que además se vería mucho mejor el paisaje. Y si permitieran despegar y aterrizar ahí sin duda sería mucho más emocionante.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear