Por @Wicho — 21 de Octubre de 2017

Mantra es un artista francés que se especializa en pintar medianeras y similares para que dejen de ser grandes superficies anodinas. A menudo los motivos que usa son retratos y animales, muchas veces mezclados con imágenes más o menos abstractas, en especial cuando colabora con Love.

Pero sus trampantojos en los que reproduce cajas con mariposas son casi lo que más me ha llamado la atención:

Mariposas de Aragón

Making of de Mariposas de Aragón

Las fotos son de Juanjo Fernández.

Hay más imágenes del trabajo de Mantra en su página de Facebook.

(Lustik vía This is Colossal vía Ana Ribera, a quien le horrorizan las mariposas).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 21 de Octubre de 2017

¿Dónde estarán las dichosas monedas?

La manía de las abuelas chinas de echarle monedas a los motores de los aviones en los que van a viajar ha dejado otro avión temporalmente en tierra.

En este caso fue el A319 matriculado B-6198, que iba a llevar a cabo 8L9960 de Anqing a Kumming el afectado. Durante el embarque el personal de tierra observó como una ancianita echaba algo en el motor de la aeronave y al ir a mirar encontraron una moneda en el suelo. Como la buena señora no recordaba cuantas monedas había echado tuvieron que abrir e inspeccionar el motor, lo que hizo que el vuelo saliera con cerca de 18 horas de retraso.

Lo que no está claro es si ella voló o si para cuando el avión despegó aún seguía bajo custodia de la policía.

Es el segundo incidente similar en poco tiempo que ocurre en China, ya que en junio de 2017 pasó lo mismo –la foto es de ese incidente, de hecho– con un avión de China Southern y otra abuelita.

Superstición 2 - Tecnología aeroespacial 0.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 21 de Octubre de 2017

Estrellas fugaces sobre el monte Annapurna


La Tierra está pasando por la parte de su órbita que atraviesa los restos dejados atrás por el cometa Halley, con lo que estamos en la época del año en la que se puede ver la lluvia de estrellas de las Oriónidas, que reciben su nombre porque parecen venir de la zona del cielo que ocupa la constelación de Orión.

Se considera que las Oriónidas están activas entre el 2 de octubre y el 7 de noviembre, pero las previsiones indican que el pico de actividad será en las noches del 21 y el 22 de octubre.

Para observarlas lo único que hay que hacer es irse lo más lejos posible de la contaminación lumínica y mirar al cielo, a ser posible hacia Orión, aunque tampoco es imprescindible porque una vez que los meteoroides entran en la atmósfera pueden seguir prácticamente cualquier dirección.

Orión sale por el este a medianoche, así que a partir de ahí es el mejor momento para intentar cazarlas, con la ventaja además de que la Luna ya se habrá puesto. Si no sabes localizarlo, a pesar de que es una de las constelaciones más reconocibles, una app como SkySafari te ayudará. Recuerda que es mejor no usar telescopios ni prismáticos, ya que reducen el campo de visión y hacen más difícil cazar las estrellas fugaces.

Lo malo es que se estima una tasa horaria zenital de 20, así que no será uno de los años de más actividad de las Oriónidas; más bien todo lo contrario.

Y como decimos siempre, recuerda abrigarte, que no queremos que te constipes por nuestra culpa.

El cometa Halley es también el responsable de otra lluvia de estrellas, la de las Eta Acuáridas, que tiene lugar en mayo, y que se produce cuando nuestro planeta atraviesa la zona del sistema solar por la que discurre la otra parte de la órbita del Halley.

{Foto by Arto Marttinen en Unsplash}

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 21 de Octubre de 2017

Clock numbers

Los ordenadores necesitan números aleatorios para realizar todo tipo de tareas: simulaciones, juegos, criptografía, arte… Pero la forma de generarlos es puramente matemática, lo cual es un problema más que una ventaja: al cabo de un tiempo lo que parece aleatorio no es tan aleatorio. Se puede utilizar una combinación con procesos físicos más o menos aleatorios (desde los movimientos del ratón sobre la mesa a la radioactividad), pero en base a matemáticas puras lo mejor que se puede ofrecer son números pseudoaleatorios. Son algo bastante cercano al puro azar pero en cierto modo también limitados en cuanto a su aleatoriedad.

En cualquier caso, generar una buena secuencia de números pseudoaleatorios matemáticamente tampoco es fácil. Venkatraman Srikanth explica en un artículo muy divulgativo las matemáticas que hay tras esa generación de secuencias de números pseudoaleatorios, algo que denomina caos predecible. Básicamente se trata de encontrar una función cuyos resultados varíen cada vez que se utilice, aunque se sepa que se repetirá porque técnicamente sólo se puede utilizar una cantidad de números limitada (por ejemplo los números de la esfera de un reloj o los 264 bits de un número almacenado en una variable).

El número que se utiliza como entrada de la función se llama semilla y el proceso es básicamente repetitivo. Si la función es buena el resultado producirá un valor que al usar de nuevo como semilla dará otro distinto, luego otro y así sucesivamente hasta que se hayan cubierto tantos como sea posible (no necesariamente todos). Es lo que se conoce como Generador lineal congruencial y cuanto más grande sea su periodo y la distribución de los bits que se eligen como resultado, mejor.

Quien necesite algo mejor, ya sabe: a combinar las fórmulas matemáticas con otros fenómenos físicos como la radioactividad, el ruido electrónico o los fenómenos cuánticos cuya aleatoriedad se considera tan perfecta como es posible definirla.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear