Por Nacho Palou — 25 de Mayo de 2017

El vídeo de Warped Perception muestra en alta velocidad cómo es el proceso de corte de una barra de acero inoxidable usando un cortador de plasma.

El cortador de plasma produce un chorro de plasma a partir de un gas-plasma, normalmente nitrógeno u oxígeno, que se calienta con un arco eléctrico de alta intensidad y se impulsa a través de un boquilla. El chorro de plasma expulsado de alta temperatura y conductor funde y corta diversos tipos de metales como si fueran mantequilla — perdón por la frase hecha, pero viendo el vídeo realmente parece que lo que está cortando es mantequilla.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 25 de Mayo de 2017

PIA21499 20170523 16

La NASA ha confirmado la misión Psyche que explorará “uno de los objetos más intrigantes del cinturón de asteroides”. Se trata del asteroide llamado 16 Psyche que óbita el Sol a tres veces la distancia que separa el Sol de la Tierra (3 unidades astronómicas). El asteroide es de gran tamaño, tiene 210–240 km de diámetro y a diferencia de la mayoría de los demás asteroides no está formado por roca o hielo sino por metales como el hierro, el cobalto y el níquel — una composición parecida a la del núcleo terrestre.

Una teoría respecto a este asteroide especula con que tal vez se trate de los restos del núcleo de un planeta rocoso de tamaño similar al de Marte que perdió su corteza de rocas debido a una serie de colisiones violentas hace miles de millones de años.

Para la NASA se trata de una oportunidad única de estudiar un “tipo nuevo de mundo” que no está formado por roca sino por metal: “16 Psyche es el único objeto de este tipo que conocemos en el Sistema Solar. Tenemos la oportunidad de visitar un núcleo, de aprender sobre el espacio interior de la Tierra visitando el espacio exterior”, dice el investigador principal de la misión, la profesora Lindy Elkins-Tanton.

Pero para eso todavía habrá que esperar: la sonda robotizada Psyche no despegará antes del año 2023. De cumplirse el calendario previsto la sonda llegaría al asteroide en 2030.

Según Asterank el valor económico del asteroide 16 Psyche, teniendo en cuenta su masa y su composición, estaría en unos 27 mil millones de dólares, aunque según Lindy Elkins-Tanton si todo el metal de 16 Psyche pudiese traerse a la Tierra su valor sería de unos 10.000 billones de dólares, lo cual es desorbitado porque todo el producto interior bruto de la Tierra es de unos 70 billones. Pero da una idea de la enorme masa metálica que es esa cosa.

En cualquier caso el dato queda como curiosidad porque de momento la NASA va “sólo a mirar” y no a hacer minería espacial, una actividad hasta ahora confinada a la ciencia ficción y de la que sin embargo cada vez se oye hablar más. Porque además, ¿a quién no le ha pasado que ha entrado a una tienda a sólo mirar y salido con algo?

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 25 de Mayo de 2017

Pedro Daniel Pajares, estudiante de Matemáticas en la Universidad de Extremadura en Badajoz, se ha impuesto en el concurso de monólogos científicos Famelab España 2017 con Una bola peluda para atraerlos a todos, un monólogo en el que explica la importancia del Teorema de la Bola Peluda.

Pedro representará a España en la final internacional de Famelab en el Festival de Cheltenham de Ciencia en junio de 2017.

¡Enhorabuena a los premiados!

El segundo puesto en la final fue para Ana Peiró, farmacóloga clínica en el Hospital General Universitario de Alicante, quien explicó cómo percibimos el dolor y por qué existe el dolor crónico con el monólogo El ascensor del dolor.

El tercero lo ocupó Pablo Izquierdo, que estudió Bioquímica y se especializó en Neurociencia, está empezando su doctorado en la University College London, con el monólogo Actor secundario microglía en el que habló de unas células del cerebro que no dan grandes titulares pero cuya función es imprescindible.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 25 de Mayo de 2017

El Electron Rocket de la compañía Rocket Lab despegó ayer por la tarde (hora local) y alcanzó el espacio pocos minutos después. En este primer lanzamiento de prueba el cohete no alcanzó la órbita terrestre como estaba previsto. Sin embargo el fundador de Rocket Lab, Peter Beck, se mostró entusiasmado con el funcionamiento del cohete.

Mahia launch site

Aunque la compañía lanzadora Rocket Lab es privada y tiene su base en California, su fundador Peter Beck es neozelandés y una de las bases de lanzamiento que utiliza está localizada en la península de Mahia, no muy lejos de la Tierra Media.

A raíz de este lanzamiento el gobierno neozelandés ya se ha puesto las pilas para involucrarse en esta nueva carrera espacial de compañías privadas creando una mini-agencia espacial que regule una actividad que puede reportar al país cientos de millones de dólares anuales.

El cohete Electron tiene una capacidad de carga de tan sólo 150 kg. Mide 17 metros, tiene 1,2 metros de diámetro y puede alcanzar órbitas a 500 km impulsado por nueve motores Rutherford.

Estos motores de diseño propio usan una mezcla de oxígeno y de queroseno como comburente y sus componentes están fabricados enteramente mediante impresión 3D, en un proceso que se completa en 24 horas. El funcionamiento del motor está controlado casi enteramente con electrónica reduciendo así la complejidad y la masa al reemplazar buena parte del hardware por software, explican en Rocket Lab.

El pequeño cohete, fabricado con fibra de carbono, aspira a abaratar a menos de 5 millones de dólares por lanzamiento, y Rocket Lab tiene el ambicioso plan de programar hasta 120 lanzamientos anuales, uno cada 72 horas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear