Por Nacho Palou — 20 de Febrero de 2017

Stalkscan webapp facebook

Stalkscan es una aplicación web que permite comprobar toda la información pública y compartida por ti y por el resto de usuarios en Facebook: actualizaciones, fotografías, vídeos, lugares, datos personales,...

Aunque de entrada suena un poco inquietante en realidad Stalkscan no revela nada que no sea público, ni de tu cuenta o ni de las de otros. Muestra lo mismo que aparecería si te buscases a ti mismo en Facebook (o con la opción para ver tu perfil “desde fuera”), y también muestra lo mismo que aparece si buscas en Facebook a otros usuarios. Por tanto si no eres amigo de alguien lo que muetra Stalkscan es bastante limitado, salvo que esa otra persona esté compartiendo cosas públicamente, de forma consciente o no.

Con los amigos y amigos de amigos sucede otro tanto: sólo aparece lo que hayan compartido con amigos, con amigos de amigos o públicamente. Sí que es posible que muestre algún dato que no aparezca directamente en el perfil de Facebook, pero si aparece es porque en algún momento se compartió de algún modo: públicamente, a amigos o a amigos de amigos.

Esto es lo que otorga cierta utilidad a la herramienta Stalkscan, toda vez que con los múltiples cambios que ha hecho Facebook a lo largo del tiempo en su funcionamiento y en las opciones de privacidad no está de más echar un ojo y comprobar de un vistazo qué es visible, todo ello recopilado en una misma página.

Vía Lifehacker + Ghacks.net.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 20 de Febrero de 2017

Scorpion es como se llama la plataforma volante desarrollada por la compañía Hoversurf. En es caso se trata de una hoverbike o motocicleta voladora con capacidad para llevar a una persona por el aire, en una configuración parecida a la de las motocicletas instalada sobre un cuadricóptero, con cuatro hélices en cada esquina.

Según Hoversurf el vehículo ofrece velocidad y agilidad y es lo suficiente estable como para que pueda manejarla cualquier piloto profesional o amateur.

“Por ahora la plataforma Scorpion se perfila como un instrumento para deportes extremos, pero su potencia como vehículo de transporte es evidente”, dicen desde Hoversurf.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 20 de Febrero de 2017

2fe56542be8f7bf3cf96e079d078f351 original

Después de la bombilla sin cables y que levita, la gente de Flyte ha iniciado en Kickstarter la campaña de recolección de fondos para desarrollar el reloj Story.

El reloj utiliza electroimanes para mover una bola metálica, cromada, alrededor de una esfera de madera. Funciona tanto en horizontal como en vertical, de modo que se puede colgar de la pared. Según Flyte no se trata únicamente de un reloj, sino de una manera “única” de visualizar el paso del tiempo. La función de la bola que levita puede configurarse desde el móvil para que cumpla diferentes propósitos: desde completar una vuelta en un minuto hasta tardar un año, o representar el paso de las estaciones del año o una cuenta atrás hasta un evento reseñable.

Como determinar la hora con una bola es poco preciso, la base de madera que hace la función de esfera incorpora un reloj digital que puede mantenerse visible u ocultarse hasta que se desee ver qué horas.

La base dispone además de un sistema de iluminación posterior que proyecta luz en la pared, y cumple cuatro funciones posibles: visualizar la fase lunar, indicar el momento del amanecer y del atardecer, cambiar de color según la temperatura o añadir funciones personalizadas.

Por ahora el reloj Story ha superado con creces la financiación requerida para su desarrollo, y tiene mérito porque no es precisamente barato: cuesta unos 450 euros.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 20 de Febrero de 2017

Esta BMW Alpha es una de las modificaciones más radicales hechas sobre una veterana motocicleta BMW K75, la cual apenas queda reconocible después del trabajo de diseño de Mehmet Doruk Erdem y de las horas de trabajo del constructor Mark "Makr" Atkinson. El constructor rehizo hasta el chasis (partió del motor y de la transmisión y desde ahí “comenzó a añadir piezas”) y hasta incorporó un turbo al motor de tres cilindros y 740 centímetros cúbicos.

A pesar de su aspecto —y de tener pinta de no girar o no girar mucho, al menos—, al parecer la motocicleta es totalmente funcional, si bien se trata más de un concepto y de una pieza de arte que de una moto para el uso diario. De hecho, BMW Alpha está diseñada específicamente para circular por espacios abiertos dedicados a la velocidad, como la pista del salar de Bonneville, en Utah (EE UU).

En este otro vídeo Mark Atkinson explica un poco la idea y el desarrollo de esta espectacular personalización.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear