Por @Wicho — 26 de Julio de 2016

Hace años que científicos de todo el mundo están trabajando en crear órganos a partir de estructuras en 3D que luego pueblan con células madre, como por ejemplo hicieron en la universidad de Minesotta.

Allí consiguieron que un corazón del que habían eliminado todas las células vivas, quedándose sólo con su estructura, volviera a latir tras poblarlo con células madre; en otros laboratorios están imprimiendo en 3D estas estructuras y haciendo pruebas similares.

Pero Andrew Pelling propone en este vídeo hacerlo con manzanas.

Sí, con manzanas. De las de comer. Coges una manzana, la tallas en la forma que necesitas, eliminas sus células hasta quedarse con la estructura de celulosa que las soporta, y pueblas esta con células humana.

Una oreja–manzana en proceso de fabricación
Una «oreja–manzana» en proceso de fabricación – Pellinglabs

Con este proceso, que ha hecho público, por muy poco dinero se consigue hacer algo que usando los otros los procedimientos mencionados es muchísimo más caro, aparte de que usan procedimientos propietarios y secretos.

Por supuesto falta aún mucho tiempo para que veamos «orejas de Pelling» implantadas en algún ser humano, si es que alguna vez es posible, ya que entre otras cosas habría que ver cómo reacciona nuestro sistema inmune a la presencia de ese «andamio» de celulosa…

Pero desde luego resulta una propuesta intrigante y recuerda lo importante que es ser original a la hora de pensar.

(Gracias, Susana).

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 26 de Julio de 2016

Aterrizaje final en Abu Dhabi
Aterrizaje final en Abu Dhabi

Pilotos y equipo lo celebran
Pilotos y equipo celebran la gesta

Tras 23 días de vuelo en solitario repartidos en 17 etapas en las que cubrió una distancia de 43041 kilómetros el avión eléctrico Solar Impulse 2, con Bertand Piccard a los mandos, tomaba tierra en Abu Dhabi a las 00:05 UTC del 26 de julio de 2016, completando la vuelta al mundo que emprendieron en marzo de 2015.

A pesar de un serio contratiempo con las baterías, que resultaron dañadas por un exceso de temperatura en el vuelo entre Japón y Hawaii, lo que obligó a reemplazarlas y retrasó varios meses la siguiente etapa, Piccard y Borschberg consideran que el haber terminado la vuelta al mundo con un avión eléctrico es toda una demostración del potencial de las energías renovables.

Leer anotación completa: «El avión eléctrico Solar Impulse 2 completa su vuelta al mundo»

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 26 de Julio de 2016

Pasadas de la EEI por A CoruñaUna de las cosas que mucha gente no sabe –aunque no será porque yo no haya dado la lata con ello– es que la Estación Espacial Internacional es muy fácil de ver a simple vista.

Esto es debido a que sus grandes paneles solares, que siempre apuntan hacia el Sol, reflejan la luz de este, lo que convierte a la EEI en tercer objeto más brillante que se puede ver en el cielo nocturno, por detrás de la Luna y de los destellos de los satélites Iridium.

Dado que la órbita de la EEI no es geosíncrona no siempre pasa sobre los mismos sitios a las mismas horas, así que pasan semanas sin que se vea desde un punto determinado de la Tierra seguidas por otras con las que se ve casi a diario si no a diario.

Pero a veces sucede lo que va a pasar en la noche del 26 al 27 de julio de 2016: desde la mayor parte de la península ibérica y parte de Europa se podrán ver cinco o seis pasadas de la EEI entre aproximadamente las 11 de la noche y las 8 de la mañana, algunas de ellas muy brillantes; y si no cinco o seis, al menos tres o cuatro pasadas.

En ISS observation puedes ver los detalles de cada una de estas pasadas con sólo decirle en donde vives: hora de inicio, hora de final, momento de máxima visibilidad, por dónde saldrá y por dónde se pondrá, etc; en general esa web sirve para poder averiguar qué pasadas de la EEI habrá en cualquier sitio del planeta en los próximos diez días.

La NASA ofrece un servicio similar que te avisa por correo electrónico o SMS, aunque lo del SMS sólo si estásn en los Estados Unidos.

Pasada por LaCoru, neno
Pasada de la EEI por A Coruña el 5 de febrero de 2016

Una magnífica oportunidad para maravillarse con la vista de una nave espacial que lleva permanentemente habitada desde el año 2000 y en la que estos días hay seis tripulantes, de los que uno de ellos tuitea con asiduidad

Aunque podemos asegurar que no juega a Pokémon Go.

También puedes aprovechar para leer o repasar nuestra anotación 10 (+1) cosas que no sabías de la Estación Espacial Internacional.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 26 de Julio de 2016

Exoplanetas ordenados por ESI, mayo de 2016
Exoplanetas potencialmente habitables ordenados por su Índice de Similitud con la Tierra, mayo de 2016 – PHL @ UPR Arecibo

Desde que somos capaces de encontrar planetas más allá de nuestro sistema solar hemos encontrado algunos que van mucho más allá de nuestra imaginación; desde planetas con tres soles a planetas en los que llueven rocas a planetas que son un gran diamante, por citar algunos casos.

Pero seguimos empeñados en encontrar un gemelo de la Tierra, no porque nos vayan a servir de mucho mientras no desarrollemos el motor de curvatura o algo parecido, sino por saber que están ahí, que nuestro pequeño punto azul pálido no es una cosa tan rara.

Una buena herramienta para eso es el Índice de Similitud con la Tierra, ESI por sus siglas en inglés, ya que permite acotar esta búsqueda. Su valor va de cero a uno, y como es de suponer la Tierra tiene un ESI de 1.

Así, cuanto menor es el ESI de un planeta extrasolar menos se parece éste a la Tierra, aunque por el contrario los que tienen un ESI superior a 0,8 apuntan a que son planetas de superficie rocosa y con temperatura similar a la de nuestro planeta.

ESI de los planetas del sistema solar
ESI de los planetas del sistema solar – PHL @ UPR Arecibo

Esto, de todos modos, no indica si un planeta extrasolar es habitable, ya que no tiene en cuenta cosas como la actividad alrededor de la que orbita, si está en acoplamiento de marea con esta, o si tiene un campo magnético que pueda proteger su biosfera.

De hecho los dos factores que tiene en cuenta son el flujo luminoso de la estrella y el radio del planeta para aquellos detectados mediante el método de los tránsitos y el flujo luminoso y su masa para aquellos detectados mediante el método de la velocidad radial.

Pero, como decía antes, permite establecer un criterio para ver qué planetas extrasolares pueden ser más interesantes a la hora de encontrar gemelos de la Tierra

Aunque aún nos falta: Kepler-442 b, con un ESI de 0,84 es el planeta extrasolar más parecido a la Tierra que hemos detectado mediante el método de los tránsitos; Gliese 667C c, con el mismo ESI, es el más parecido que hemos encontrado mediante el método de la velocidad radial.

Impresión artística de Kepler–442b junto a la Tierra
Impresión artística de Kepler–442b junto a la Tierra. Es importante tener en cuenta que en realidad no sabemos si en Kepler–442b hay continentes o agua en su superficie – Ph03nix1986

Sin embargo Kepler-442b es una super–Tierra con 1,34 veces el radio de ésta y una masa estimada 2,34 veces superior, de tal forma que si tuviera una composición similar a la de nuestro planeta la gravedad sería tan sólo un 30% superior. Por su parte la temperatura superficial media rondaría los -40 °C… Así que podría ser habitable, aunque quizás no excesivamente acogedor.

Gliese 667C c, por su parte, es otra super–Tierra con 1,54 veces el radio de la Tierra, unas 3,8 veces su masa, una temperatura superficial de unos 4,3 °C, y 1,23 veces su gravedad, aunque dada la naturaleza de la estrella alrededor de la que orbita apenas recibe un 20% de la luz visible que tenemos en la Tierra. Además probablemente esté anclado por marea a su estrella, como la Luna respecto a la Tierra, con lo que en ese caso una cara de él estaría siempre mirando a su estrella y la otra siempre a oscuras, aunque esto daría para que pudiera haber una zona intermedia con temperaturas tirando a agradables.

De todas formas apenas hemos empezado a buscar y la galaxia y el universo parecen estar llenos de planetas; hay que ser paciente y así nos da tiempo a investigar eso del motor de curvatura.

(La explicación en español del ESI vía Abel Méndez).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear