Por Nacho Palou — 29 de Mayo de 2015

Nube-Riega-Plantas

Pero no usando la la nube del cuento de la nube sino esta otra nube física en miniatura que almacena agua y la va soltando poco a poco, goteando lentamente sobre las macetas para mantener húmeda la tierra. Ingenioso a la par que entrañable.

La maceta con nube un diseño de Jeong Seungbin.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 29 de Mayo de 2015

Charpentier y Doudna

Las bioquímicas Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna se han llevado el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica por la técnica de edición de ADN que han desarrollado, conocida como CRISPR-Cas9, una técnica mucho más precisa y económica que las anteriores.

Como dice el acta del jurado, «[…] permite inactivar o modificar los genes con una precisión y facilidad nunca lograda anteriormente, lo que ha abierto una amplia gama de posibilidades en los campos de la biología y la medicina. Esta técnica ya ha sido aplicada en laboratorio a células humanas y se ha demostrado en ratones que puede utilizarse para subsanar defectos genéticos. El potencial de utilizar este método como herramienta en terapia génica en humanos es inmediato.»

Pero quizás lo más relevante del caso, más allá de sus posibles aplicaciones prácticas, es que el desarrollo de esta técnica viene del interés de Doudna y Charpentier en aprender como funciona el mecanismo de defensa de algunas bacterias, no de un trabajo dedicado específicamente a desarrollar una técnica de manipulación del ADN.

Lo que hacen estas bacterias, grosso modo, es cortar trozos del ADN del organismo atacante e incorporarlos al suyo, lo que les permite tanto inmunizarse contra ellas como transmitir esta defensa a sus descendientes; hay una explicación más detallada de cómo funciona el proceso en Las investigadoras que han revolucionado la edición genética, premio Princesa de Asturias.

Aprender como hacen esto es lo que ha permitido desarrollar CRISPR-Cas9, que salvando todas las distancias, es como una especie de editor de texto para el ADN.

Pero insisto, ese no era el objetivo inicial; en este caso es un beneficio colateral de que Doudna y Charpentier quisieran saber más del mundo en el que vivimos, y un ejemplo claro de que la investigación básica es fundamental: nunca sabes lo que puede derivarse de ella.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 29 de Mayo de 2015

Aunque había oído hablar de los motores axiales de combustión, no me había parado a mirar en detalle cómo funcionan. En este vídeo se explica su funcionamiento, que básicamente consiste en convertir el movimiento lineal de los pistones (que suben y bajan) en el giro del cigüeñal que está colocado en paralelo a los cilindros, en lugar del habitual ángulo de 90 grados que existe en un motor convencional entre el movimiento arriba y abajo de los pistones y el movimiento de giro del cigüeñal.

Para lograr eso en este tipo de motor los cilindros no tienen una posición fija a lo largo del motor, sino que todos los cilindros hacen un movimiento giratorio que se traslada directamente al cigüeñal. Algunas de sus ventajas es que no hace falta poner una bujía por cada cilindro —lo que facilita que el motor sea multicombustible— y que prescinde del uso de válvulas, reduciendo el número de partes móviles y las vibraciones y, en conjunto, resultando motores más ligeros y compactos.

Aunque este tipo de motores axiales o de barril, nombre que reciben también por la forma característica resultante del motor, se han desarrollado desde principio del siglo pasado, por ahora no han tenido casi ninguna aceptación —y parece que de momento va a seguir siendo así. En cualquier caso su funcionamiento es curioso e ingenioso.

En Motores Axiales Duke, otro propulsor alternativo se explica algo más sobre su funcionamiento y sus ventajas, y también sobre algunas de las dudas —de inercias, sellado, refrigeración...— que plantean a raíz de una versión moderna de este tipo de motor desarrollado en años recientes, al parecer hasta 2011, por el fabricante Duke Engines.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 28 de Mayo de 2015

La sonda Rosetta de la Agencia Espacial Europea sigue acercándose al Sol en compañía del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

Es la primera vez en la historia que ponemos una sonda en órbita alrededor del núcleo de un cometa, y también la primera vez que aterrizamos en uno, aunque en estos momentos Philae, el aterrizador de Rosetta, está en reposo, a ver si según se aproximan al Sol recibe la cantidad suficiente de energía para despertar.

Este vídeo es un resumen en cinco minutos lo más importante de la misión hasta ahora, una misión que tenía como objetivos estudiar el origen del sistema solar y del agua de nuestro planeta.

El resumen del resumen:

  • Rosetta ha descubierto que composición del agua que hay en 67P en cuanto a las formas de hidrógeno que la componen es distinta que la del agua de la Tierra, así que apunta más a los asteroides como posible origen del agua en la Tierra que a los cometas, aunque es muy cierto que por ahora el tamaño de la muestra que manejamos es ridículamente pequeño.
  • También ha encontrado por primera vez nitrógeno molecular en un cometa, que se cree que era el más común al formarse el sistema solar; en conjunción con el tipo de isótopos de hidrógeno que hay en 67P esto sugiere que en efecto el cometa es muy viejo, con lo que cuanto más sepamos de él más cosas sabremos del origen de nuestro sistema solar.
  • Otro descubrimiento importante es que 67P no está magnetizado, lo que sugiere que el magnetismo no forma una parte importante del proceso de formación de los planetas del sistema solar.

El próximo 13 de agosto 67P, Rosetta y Philae pasarán por el perihelio de la órbita del primero, el punto más cercano al Sol de la órbita de este, para luego comenzar a alejarse.

Se espera que Rosetta pueda seguir en servicio al menos hasta finales de 2015, aunque dependerá del gasto de combustible que tenga que hacer para seguir a 67P a una distancia prudencial cuando la actividad del núcleo de este se vaya volviendo peligrosa; también depende del rendimiento de sus paneles solares, que cuanto más lejos del Sol esté, menos electricidad producirán.

Pero seguro que aún descubrimos unas cuantas cosas más antes de que termine la misión.

Se puede seguir a Rosetta en @ESA_Rosetta, y a Philae, cuando despierte, en @Philae2014.

Compartir en Facebook  Tuitear