Por @Alvy — 28 de Julio de 2017

Este hipnótico vídeo muestra desde cero cómo se construye un megacrucero, en este caso el AIDAprima, el buque insignia de AIDA Cruises, fabricado por Mitsubishi que entró en servicio hace algo más de un año (tras varios retrasos). El lugar en el que se realizó la construcción fueron los astilleros de Nagasaki, en Japón, desde donde se trasladó a Hamburgo para su «bautizo de mar» oficial.

Este crucero tiene 18 cubiertas y desplaza 125.000 toneladas. En el vídeo se puede apreciar cómo el trabajo para erigirlo comienza lentamente cubierta por cubierta, en donde se van soldando y encajando las piezas que han sido fabricadas en otros lugares. El peso debe ser enorme, de modo que la estructura de soporte tiene que ir siendo reforzada cada poco.

Un momento curioso [01:00] es cuando se introducen en el barco los motores diesel, tan gigantescos que una vez estén allí da la impresión de que se quedarán básicamente «para siempre».

Una vez terminada la estructura principal el barco está listo para las primeras pruebas sobre agua [05:00] aunque todavía quede buena parte del trabajo, entre ellos completar las cubiertas superiores, aplicar la pintura, ventanas, etcétera y buena parte del cableado interior. Otro momento curioso [06:10] es el cableado y montaje de todos los equipos del puente de mando.

Pero tal y como cuentan en Core77 la cosa no siempre fue tan fina: en un momento de la construcción hubo un incendio, lo que retrasó los trabajos dado que hubo que recuperar todo lo perdido.

Lo más curioso del vídeo es que puedes quedarte embelesado viéndolo y cuando ya estás totalmente asombrado te das cuenta de que sólo has visto la mitad… El montaje es tan bueno que prácticamente puede verse el paso de las estaciones a lo largo del año. Los momentos clave están estupendamente captados y el final tiene incluso un punto épico.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 28 de Julio de 2017

En este vídeo sistema de inteligencia artificial Pic2Recipe del MIT deduce cuál es la receta de unas galletas de azúcar que aparecen en una foto.

Pic2Recipe (de foto a receta) dispone de una enorme base de datos de fotografías de comida y otra con más de un millón de recetas. Así es como el desarrollo de aprendizaje máquina la red neuronal “aprende” a relacionar fotos con recetas. De modo que cuando ve una foto es capaz de identificar la presencia de ingredientes, como huevos, harina o mantequilla y a partir de ahí sugerir con cierta probabilidad a qué receta corresponde. En el ejemplo del vídeo el sistema identifica correctamente 8 ingredientes de 11.

El desarrollo se presentará en la conferencia sobre reconocimiento de patrones y visión artificial y en él han colaborado investigadores españoles. Según los expertos, lo más destacable es que el método funciona de forma similar a como lo hace el juicio humano.

“Las aparentemente inútiles fotografías de comida que inundan las redes sociales pueden servir para obtener pistas valiosas acerca de las preferencias dietéticas y de los hábitos alimenticios de la gente”, dice uno de los autores. De modo que tal vez desarrollo así dará sentido al gesto de fotografiar comida: a partir de esa foto la aplicación del MIT proporcionará y registrará la información nutricional con bastante exactitud para aquellos que deseen o necesiten hacer un seguimiento de lo que comenta. Además, bastará con fotografiar la comida de un restaurante para saber cómo preparar ese mismo plato después, en casa.

La aplicación se puede probar en la web Pic2Recipe!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 28 de Julio de 2017

Hyperbolic

Este generador de teselaciones de Sam Gratrix permite juguetear con decenas de variables con las que crear teselaciones que rellenan el plano de forma regular – sin dejar espacios y sin que las formas se superpongan.

Esta técnica es uno de los motivos que más inspiraron M.C. Escher, que utilizó teselaciones triangulares, cuadradas, hexagonales y de muchas otras formas, principalmente animales y personajes que se retuercen unos entre otros.

Una de las más espectaculares es sin duda la teselación hiperbólica, que convierte el plano en un círculo en el que el infinito está en el borde (y donde cuanto más se alejan los puntos del centro más lejos están).

TilingSamples

Utilizando la programación y recursión se pueden recrear muchos de estos patrones; también se pueden colorear, variar el estilo, bordes, ángulos y otros detalles, para conseguir todo tipo de efectos.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 28 de Julio de 2017

A principios del siglo XX los responsables del Royal Mail, el servicio postal del Reino Unido, decidieron que los retrasos que sufría la distribución del correo en Londres debido a los atascos que había en sus calles eran inaceptables.

Así que allá por 1911 decidieron unir las principales oficinas de correos de la ciudad mediante un tren subterráneo que sería inmune a ese problema, aunque la primera guerra mundial obligó a suspender su construcción en 1917. Pero para 1927 ya estaba en funcionamiento, y permitía que los contenedores con sacas de correo –similares a los que se usan hoy en día en los aviones para las maletas– recorrieran los 10,5 kilómetros que separan las oficinas de correos de Paddington y Whitechapel en unos diez minutos.

El Post Office Railway, también conocido como Mail Rail, era un sistema de trenes eléctricos sin conductor controlado remotamente que llegó a contar con hasta nueve estaciones y una frecuencia de 40 trenes por hora.

Pero Royal Mail, alegando unos costes de operación cinco veces superiores a su transporte por superficie, decidió cerrar el sistema en 2003; se ve que la rapidez en la entrega del correo dejó de ser tan prioritaria.

El Mail Rail fue un gran desconocido durante muchos años, hasta que en 2016 The Londonist publicó un vídeo en el que se hablaba de él y en el que mencionaba como había planes de reabrir la estación de y parte de las vías e instalaciones auxiliares como parte de los contenidos de The Postal Museum, que acaba de ser inaugurado en lo que antes era la oficina de correos de Mount Pleasant.

En aquel vídeo se hablaba de 2020 como fecha para la puesta en marcha del Mail Rail como parte de los contenidos del museo, pero han adelantado la fecha.

Así que a partir del 4 de septiembre de 2017 puedes añadir un paseo por los túneles del Mail Rail –en unos vagones especialmente construidos para ello– a la multitud de cosas frikis que hacer en Londres. Lo que no sé es el tamaño máximo de pasajeros que admiten esos vagoncitos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear