Por @Wicho — 30 de Julio de 2016

Que sí, que nos gustan más los vídeos de patrullas acrobáticas grabados desde dentro de la cabina que un caramelo a un niño…

Pero este mola especialmente porque se aprecia perfectamente como el pasajero hace la maniobra anti g para evitar desmayarse cuando el piloto hace las maniobras más bruscas. Es una maniobra que se parece mucho a cuando vas al baño y tienes que «hacer fuerza» que lo que evita es que la sangre se vaya a la parte inferior del cuerpo, lo que puede llegar a provocar la pérdida de conciencia.

Apretando los dientes (y algo más) con los Blue Angels
Apretando los dientes (y algo más) con los Blue Angels

Los pilotos de los Blue Angels –y los pasajeros que van con ellos– la tienen que hacer porque vuelan sin trajes anti-g.

Pero ni siquiera en sus maniobras más extremas llegan a lo que le hacen a este pobre hombre, al que le meten casi 10 g.

Están a punto de salírsele los ojos, pero nunca pierde la conciencia. Profesional, muy profesional.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 30 de Julio de 2016

Vangelis – Rosetta

Rosetta, el nuevo disco de Vangelis en honor a la misión homónima al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko de la Agencia Espacial Europea, sale a la venta el 23 de septiembre de 2016.

Los títulos de los temas que contiene son

  • Origins (Arrival)
  • Starstuff
  • Infinitude
  • Exo Genesis
  • Celestial Whispers
  • Sunlight
  • Rosetta
  • Philae's Descent
  • Mission Accomplie (Rosetta's Waltz)
  • Perihelion
  • Elegy
  • Return To The Void

Los que están en negrita puede que te suenen, pues la ESA fue sacando vídeos con ellos para conmemorar distintos momentos de la misión: Arrival, Philae's journey y Rosetta's waltz.

Aparte de la admiración que sentimos por Rosetta y Philae, Vangelis es un señor al que en esta casa le tenemos mucho respeto por ser el autor de la banda sonora de Blade Runner, la película…

Así que esperaremos ansiosos a la salida del disco, que vendrá bien para despedir para siempre a Rosetta y Philae el próximo 30 de septiembre.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 30 de Julio de 2016

Elon Musk sigue adelante con su plan para dominar el mundo poner en servicio cohetes reutilizables que abaraten el coste de los lanzamientos, en este caso a través de su empresa SpaceX.

Musk ha dicho en varias ocasiones que esperan poder reducir en un orden de magnitud el coste de los lanzamientos; para poder demostrarlo tendrá que conseguir primero volver a lanzar un cohete.

Para ello han comenzado a hacer pruebas de encendido de los motores de la primera etapa del Falcon 9 FT que el 6 de mayo de 2016 lanzaba el satélite de telecomunicaciones JCSat–14 para luego aterrizar en el espaciopuerto flotante Of Course I Still Love You.

Convenientemente sujeto en la bancada de pruebas que la empresa tiene en McGregor, Texas, sus nueve motores Merlin han sido disparados ya dos veces en dos días consecutivos durante dos minutos y medio, el tiempo que tienen que funcionar durante un lanzamiento.

En la bancada de pruebas
En la bancada de pruebas – SpaceX

Instalaciones de SpaceX en McGregor
Instalaciones de SpaceX en McGregor, donde se prueban todos los motores antes de cualquier lanzamiento – SpaceX

SpaceX no espera que esta etapa vuelva a salir al espacio, ya que es la que más daños ha sufrido, pues el JCSat–14 estaba destinado a una órbita órbita de transferencia geosíncrona, con lo que tuvo que volver desde más altitud y a más velocidad que otras primeras etapas lanzadas en misiones con órbitas de destino menos exigentes.

Pero precisamente ese es un buen motivo para usarla en las pruebas en tierra para ver cómo responden los sistemas de a bordo a sucesivos encendidos de los motores.

La información que recopilen será valiosísima de cara a preparar el primer re–lanzamiento de una de las cuatro primeras etapas que llevan recuperadas hasta ahora, algo que esperan que suceda en el otoño de 2016.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 30 de Julio de 2016

PhotoFast CR-8800, adaptador para almacenamiento extra con microSD en los iPhone

Nos enviaron una unidad de pruebas del PhotoFast CR-8800, un curioso mini-gadget que básicamente es un adaptador de tarjetas de memoria microSD con un conector Lightning de Apple. Admite tarjetas de hasta 128 GB y puede usarse para copiar y transferir archivos en ambos sentidos, a modo de dispositivo de copias de seguridad o simplemente para gestionar grandes bibliotecas de fotos, música o vídeos en tarjetas microSD.

Físicamente es muy pequeño: sus dos conectores apenas pesan 4 gramos: un Lightning macho y un microSD hembra, donde se introduce la tarjeta de memoria. Nada más enchufarlo al conector del iPhone / iPad buscará la app necesaria para que funcione; si no está instalada indicará cómo hacerlo – cuestión de unos minutos.

PhotoFast CR-8800, adaptador para almacenamiento extra con microSD en los iPhone

Una vez insertado cuenta con un versátil software en forma de app llamado iFlashDrive One que realiza un sinfín de funciones: copiar y reproducir los archivos almacenados, conectarse con servicios como Flickr, YouTube o Vimeo, grabar audio… El software es realmente potente aunque tiene tantas funciones que puede ser un poco complejo para quien no lo vaya a usar mucho. A diferencia del soft de muchos de estos gadgets está realmente cuidado en cuanto al aspecto gráfico y la interfaz.

La app cuenta entre otras cosas con soporte para archivos ZIP comprimidos, permite proteger el contenido con una contraseña (y Touch ID) y gestionar diversos servicios de la «nube» (Google Drive, Dropbox, iCloud…) También permite realizar, tras la oportuna configuración puede hacer copias de seguridad de Facebook, Instagram, los Contactos y Calendario y todo ello con un clic. En las pruebas la velocidad de escritura resultó muy rápida; hice un backup de 60 GB de fotos, música y películas a una tarjeta de 64 GB (UHS-I, Clase 10) en algo menos de una hora.

El precio del PhotoFast CR-8800 son 40 euros, pero la tarjeta microSD va aparte. En mi experiencia unas de buena relación prestaciones/precio son las Samsung EVO, que pueden conseguirse desde unos 8 euros los 32 GB hasta 40 euros los 128 GB. Con soluciones como estas tarjetas y adaptadores hay quien prefiere comprar sus teléfonos móviles mas baratos (con menos almacenamiento «de fábrica») dado que hay cierta diferencia de precio – aunque también la hay de prestaciones, naturalmente.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear