Por @Wicho — 21 de Noviembre de 2017

¡Ya era siglo!El 17 de julio de 2017 estaba previsto que llegaran las transferencias bancarias instantáneas a algunos bancos y cajas españoles. Pero cualquiera que haya hecho una transferencia desde entonces sabe que las transferencias siguen siendo de un día para otro. Y el FSM te libre como te pille por en medio un fin de semana o un festivo, pues entonces pueden tardar dos o tres días.

El problema está, por lo visto, en que la plataforma Redsys, que es la que tiene que gestionar esas transferencias instantáneas –bueno, en un máximo de 21 segundos– aún tiene fallos. Así que habrá que esperar al menos hasta el 5 de enero de 2018.

Y eso suponiendo que la prueba piloto que van a hacer Abanca, Bankia, CaixaBank, Kutxabank y Sabadell con transferencias de un máximo de 10 euros entre cuentas de 10 empleados no dé más problemas. Luego queda que el resto de las entidades bancarias se vayan certificando para hacer este tipo de transferencias, pues por ahora sólo las cinco citadas lo están.

La cosa está un poquito mejor con las transferencias internacionales, pero sólo un poquito. A partir de hoy, 21 de noviembre de 2017, casi 600 entidades financieras de Alemania, Austria, Italia, España, Estonia, Finlandia, Holanda, Letonia, y Lituania empiezan a usar el sistema de transferencias instantáneas puesto en marcha por la Autoridad Bancaria Europea.

Aunque en España vamos, de nuevo, un poco por libre, y los bancos que participan en el piloto sólo lo aplicarán para recibir transferencias instantáneas, no para hacerlas, que seguirán yendo a la velocidad habitual

Así que toca seguir esperando a que la banca española llegue al siglo XXI. Se ve que aún usan módems de 300 baudios –o menos– para transmitir este tipo de cosas; de ahí las barras de progreso que se ven en las películas cuando hacen transferencias.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 21 de Noviembre de 2017

El artista Trevor Paglen, trabajando con el Museo de Arte de Nevada, está trabajando en la construcción de lo que ellos definen como la primera escultura espacial de la historia.

Orbital Reflector, primero concebido como una esfera pero ahora mutado en un diamante alargado que según los ingenieros involucrados en el proyecto es una forma mejor y que brillará más, es un gran globo de mylar que irá al espacio en un CubeSat y una vez allí se desplegará.

Con una longitud de unos 30 metros tendrá un brillo equivalente al de las estrellas del carro y su único objetivo es reflejar luz de forma que se pueda ver desde la Tierra durante los dos o tres meses de vida que tendrá una vez desplegado antes de desintegrarse en la atmósfera cuando su órbita decaiga.

Orbital Reflector en órbita

El arte nos da una razón -- nos da permiso -- para mirar profundamente las cosas. Una obra de arte que trasciende los límites de lo que tradicionalmente pensamos como «arte» desafía la forma en que nos comprometemos con el mundo. Orbital Reflector nos anima a todos a mirar al cielo nocturno con un renovado sentido de asombro, a considerar nuestro lugar en el universo y a re-imaginar cómo vivimos todos juntos en este planeta. Nos impulsa a hacer las grandes preguntas. ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos a ir? ¿Qué estamos haciendo con el mundo compartido en el que vivimos?

Lo que no sé es lo que los astrónomos cuyas observaciones se puedan ver afectadas opinarán del asunto.

Esperan lanzarlo a bordo de un Falcon 9 en la primavera de 2018 y prometen una app para poder saber cuando se puede ver desde tierra, aunque les queda por terminar de solucionar el asunto de la financiación. El proyecto tiene un presupuesto de 1,3 millones de dólares, de los que por lo visto disponen de un 60%.

Paglen describe su satélite como el primero en existir simplemente como un gesto artístico, aunque hay que recordar que antes que él la gente del proyecto Mayak ya intentó poner un reflector en órbita de características similares. Aunque lo mismo no se consideraban artistas.

(Vía Massimo).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 21 de Noviembre de 2017

Impresión artística de ’Oumuamua - ESO/M. Kornmesser

La NASA ha completado otro paso más de cara al lanzamiento del telescopio espacial James Webb –ahora previsto ya para primavera de 2019– con la finalización de las pruebas de frío en la Cámara A del Centro Espacial Johnson.

Y es que en el espacio el telescopio debe mantenerse extremadamente frío para poder detectar la tenue luz infrarroja de objetos lejanos. Así, el Webb y sus instrumentos están diseñados para funcionar a unos 40 Kelvin (menos 233 Celsius), aunque el instrumento de infrarrojo medio (MIRI) necesita estar a menos de 7 Kelvin (menos 266 grados centígrados) para funcionar correctamente.

Para esto el JWST lleva un parasol que hará que aunque el lado que apunta al Sol esté a unos 85 grados Celsius el lado sombra esté a menos 240 Celsius sin necesidad de hacer nada, pues el frío del espacio y el diseño del telescopio se encargarán de ello. El frío extra que necesita MIRI, sn embargo, viene de un enfriador que le permitirá estar a la temperatura adecuada.

El parasol durante su emsamblado final

Pero antes de lanzarlo era fundamental comprobar que tanto los instrumentos de a bordo como los componentes ópticos funcionan correctamente a esas temperaturas, que es para lo que han servido estos casi cien días en la Cámara A.

Las pruebas han incluido tanto comprobar el funcionamiento de los instrumentos científicos como el de los sistemas que les permiten funcionar y, en especial, el del sistema que permitirá enfocar el telescopio.

Ahora el módulo OTIS, de optical telescope and integrated science instrument module, módulo integrado de telescopio óptico e instrumentos de ciencia –mucho mejor OTIS– será enviado a las instalaciones de Northrop Grumman Aerospace Systems en Redondo Beach, California, donde se integrarán con el resto de los componentes del JWST, que son el parasol y el bus espacial propiamente dicho, que es el que contiene los sistemas de propulsión, guiado, etc. Una vez totalmente integrado todo el observatorio se someterá a más pruebas durante lo que se conoce como «pruebas a nivel de observatorio» para comprobar que funcionan correctamente como un todo.

Impresion artística del JWST

Luego viene la ronda de pruebas que simulan las vibraciones y ruido durante el lanzamiento y las pruebas de despliegue del Webb –una maniobra de esas que dan miedito– antes de enviarlo al espaciopuerto de Kourou.

La misión cuenta sus cosas en Twitter como @NASAWebb.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 21 de Noviembre de 2017


Bitcoin y blockchain a partir de 54:30

En el podcast de esta semana de Los Crononautas #S02E08 estuve hablando con Martín Expósito sobre la tecnología de Bitcoin. Se puede escuchar a través de iVoxx, iTunes o directamente con el reproductor web.

Aunque el tema daba para largo en la sección intentamos explicar lo más importante sobre bitcoin en menos de media hora, versión «para todos los públicos». Eso incluye algo de su origen e historia y sobre todo intenta responder a muchas preguntas: ¿Qué es Bitcoin? ¿De dónde salen los bitcoins? ¿En qué se basa su funcionamiento? ¿Es seguro? ¿Qué legislación se le aplica, y cómo funciona a nivel de impuestos?

Luego, entre otras curiosidades, hablamos de cómo bitcoin ha resuelto el problema del doble gasto del dinero electrónico, cómo se compara con el dinero tradicional y por qué el 22 de mayo es el día del bitcoin: porque alguien llamado Laszlo Hanyecz compró dos pizzas por 10.000 bitcoins en 2010, realizando así la primera transacción de este tipo.

Es maravilloso y un poco acongojante a la vez que a día de hoy esos 10.000 bitcoins valen al cambio unos 80 millones de dólares. Pero Hanyecz no se arrepiente para nada: en aquel momento los bitcoins apenas tenían valor, eran fáciles de conseguir y le pareció una buena idea; su única intención era poder decir que había comprado pizzas con bitcoins – y ciertamente que lo consiguió, dando así origen al #BitcoinPizzaDay.

Aprovechando el tema he ido recopilando una serie de mis vídeos favoritos sobre Bitcoin y Blockchain en YouTube que considero bastante relevantes y educativos, fáciles de entender y también curiosos. Iré ampliando la lista a medida que pueda.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear