Por @Alvy — 24 de Julio de 2016

OldWorldGeometry

La gente Naked Geometry tiene este magnífico póster matemático en su tienda: Old World Geometry. Bello y detallado como pocos.

Dicen que requirió unos nueve años de estudio, análisis y trabajo de diseño geométrico e incluye muchos de los «componentes básicos» de esta rama de la matemática: los principios de teselación regular y los patrones, los nudos, los sólidos platónicos, los fractales y otras ideas de diseño geométrico.

Se puede ver con más detalle y encargar directamente desde su web (hay varios tamaños, entre 25 y 50 dólares). Los amantes de este tipo de diseños e imágenes también encontrarán interesante seguir su Tumblr o su Twitter: @nakedgeometry.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 23 de Julio de 2016

Estas curiosas y extrañas burbujas gigantes de metano surgen bajo tierra y se quedan ahí… ¡Boing, boing! Las descubrieron científicos del Environmental Research Centre en la isla de Belyy en la Península de Yamal, en las gélidas tierras del norte de Rusia. Muy apropiado que lo publique el Siberian Times.

No he encontrado demasiada información sobre este tipo de burbujas, pero básicamente parece ser que las producen bacterias propias del terreno y simplemente se quedan ahí, bajo la capa de vegetación. Sí: es el mismo «mecanismo» de las flatulencias de las vacas, de modo que la imagen equivale a algo así como a la Tierra tirándose pedorretas.

Si al igual que tanta gente te preguntas qué sucedería si el protagonista del vídeo hubiera disparado a la burbuja con su rifle… Pues depende: si fueran de CO2 no pasaría nada, pero si tuviera una gran concentración de metano quizá al combinarse con el aire hubiera lanzado una buena llamarada de fuego – para luego extinguirse.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 22 de Julio de 2016

Ha pasado ya casi un mes, pero Facebook acaba de hacer público que el 28 de junio de 2016 tenía lugar el primer vuelo del primer prototipo de su dron Aquila, diseñado para llevar el acceso a Internet a lugares remotos.

Con unas alas de un ancho similar a las de un Boeing 737 –unos 34 metros– el Aquila pesa unos 400 kilos, por lo que es capaz de mantenerse en el aire con cuatro motores eléctricos que apenas consumen lo que tres secadores de pelo.

Aquila en vuelo

La idea es que durante el día los Aquila vuelen a unos 90000 pies –30 kilómetros– aprovechando la luz del Sol para cargar su baterías y que durante la noche vayan medio planeando medio usando los motores hasta bajar hasta los 60000 pies –unos 20 kilómetros– y así estar siempre por encima del tráfico de aviones comerciales.

Desde esa altitud son capaces de dar señal mediante radio a un área de unos 100 kilómetros de ancho; por su parte el Aquila se comunica con el resto de Internet mediante un enlace láser a satélites de comunicaciones.

Este primer vuelo de prueba tuvo una duración de unos 90 minutos, el triple de lo esperado, aunque Facebook espera que estos drones sean capaces de mantenerse en vuelo autónomo durante hasta 90 días antes de tener que aterrizar para tareas de mantenimiento.

Vista desde un winglet

Facebook pretende usar los Aquila para dar acceso a Internet a personas que viven en zonas a las que esta no llega a través de Free Basics by Facebook, antes conocida como Internet.org, aunque para ello tiene que solucionar primero algunos problemas.

Los más fáciles serán los problemas técnicos, que tienen que ver con conseguir suficiente cantidad de Sol mientras esté en vuelo, especialmente en invierno, con conseguir un rendimiento lo suficientemente bueno de las baterías, o con la aerodinámica de una aeronave de este estilo, que está fuera de los parámetros de nada que haya volado hasta ahora; el coste de operación también será un factor importante a tener en cuenta, por supuesto.

Pero más allá de esto Free Basics se enfrentará a problemas regulatorios de todo tipo, en especial los que rigen el vuelo de drones –volar el Aquila es ilegal, o como poco alegal, en muchos países, aunque también tendrá que pelearse con las operadoras de telecomunicaciones y sus lobbies.

Por ahora, de todos modos, queda seguir con el programa de vuelos de prueba.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 22 de Julio de 2016

Lanzada en febrero de 2015 a bordo del Deep Space Climate Observatory, la cámara EPIC de la NASA está todo el rato mirando hacia la Tierra desde un punto situado a unos 1,5 millones de kilómetros de esta en dirección al Sol, el punto de Lagrange L1.

Desde ese punto en el que siempre ve la Tierra iluminada por el Sol La Earth Polychromatic Imaging Camera (EPIC), o Cámara Policromática para Obtener Imágenes de la Tierra, se dedica a tomar fotos de la cara iluminada de nuestro planeta.

Con su sensor de 4 megapíxeles y su telescopio de 30 centímetros las imágenes de EPIC tienen una resolución de entre 10 y 15 kilómetros, resolución que varía porque el punto L1 no es un punto como tal sino una zona del espacio en la que orbita DSCOVR, con lo que a veces está un poco más cerca y a veces un poco más lejos de la Tierra.

EPIC
Un técnico trabajando en la cámara EPIC; el círculo es la tapa de su objetivo - Ken Kremer vía Universe Today

Fruto de su primer año de observaciones la misión acaba de publicar este vídeo que resume un año de la Tierra en algo menos de tres minutos, un vídeo para ver a pantalla completa y en HD. Merece mención especial la parte en la que se ve la sombra de la Luna proyectada sobre la Tierra durante el eclipse de Sol de marzo de 2015.

Las imágenes de este vídeo muestran la Tierra como lo verían nuestros ojos, aunque EPIC toma imágenes en varias franjas del ultravioleta, infrarrojo cercano, y luz visible para estudiar como varía esta con las actividades humanas.

Desde el punto de vista de la cámara amanece por el oeste en lugar de por el este. Y dado que toma un conjunto de imágenes a intervalos de un poco de menos de dos horas llega a «ver» casi 13 amaneceres al día.

África y Europa vistas por EPIC
Africa and Europe from a Million Miles Away - NASA

En el vídeo se puede apreciar como hacia los bordes de la Tierra la imagen aparece más difusa debido a la dispersión de los rayos de Sol en la atmósfera, la misma que hace que desde la Tierra veamos el cielo azul.

Y además de proporcionarnos imágenes bonitas EPIC, que se pueden ver en línea, sirve a los científicos para estudiar la cubierta de nubes, que tapa aproximadamente dos tercios de la Tierra en todo momento, cómo evolucionan los sistemas meteorológicos, y como cambian grandes zonas como selvas, desiertos, o el color de los océanos.

También permite a los científicos monitorizar los niveles de ozono y aerosoles en la atmósfera, la altura de las nubes, las propiedades de la vegetación, y la reflectividad en ultavioleta de la Tierra.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear