Por @Alvy — 5 de Septiembre de 2015

The True Size of…
Alaska, Chile, España y Australia comparadas a «tamaño real»

The True Size Of… es una estupenda página interactiva que permite comparar el tamaño real de diferentes países. Esto es interesante porque debido a los problemas de las proyecciones cartográficas las formas y tamaños de las diferentes regiones están siempre distorsionadas (ej. Mercator, Peters, Goode…) y, por resumirlo en pocas palabras, «no son lo que parecen».

La forma en que funciona es así: tras abrir la página basta utilizar el buscador de la parte superior izquierda para localizar los diferentes países o regiones. Una vez elegidos, quedarán marcados con un color especial y se pueden arrastrar por todo el mapa. Lo más sencillo es colocarlos al mismo nivel vertical para que su tamaño sea comparable.

De esta modo se aprecia mucho mejor por qué las zonas extremas en cuanto a que están muy al norte o muy al sur «parecen» más grandes que otras más ecuatoriales – incluso se puede dar un clic para ver los datos exactos sobre su superficie. La idea es sencillamente «corregir» la proyección Mercator, que es la que usa Google Maps, y permitir comparar iguales (o casi.)

Y es que como dice la wiki, hay algunas cantadas especialmente llamativas en la proyección más común que usamos, la de Mercator, como que Groenlandia parece igual que África cuando en realidad África es 14 veces más grande; o que Alaska parezca tan grande como Brasil cuando Brasil quintuplica la superficie de Alaska. Va a ser cuestión de dar la vuela a las cosas y retomar aquel Mapa de Peters o revisitar la mítica explicación sobre el tema que pudimos ver en aquel episodio de El Ala Oeste de la Casa Blanca.)

(Vía The Presurfer.)

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 4 de Septiembre de 2015

InfoVíaEl 4 de septiembre de 1995 Telefónica anunciaba la entrada en funcionamiento en fase de pruebas de InfoVía, aunque su entrada en servicio oficial no se producía hasta el 15 de diciembre de ese mismo año.

InfoVía era un intento, que llegaba tarde ya, de Telefónica de poner en marcha un servicio similar a America OnLine o CompuServe, que en los Estados Unidos tenían millones de usuarios, y para ello ofrecía una serie de servicios –directorios– a los que los usuarios accedían usando una versión adaptada de Mosaic.

Pero Telefónica también ofrecía a empresas proveeedoras de acceso a Internet como Goya o Servicom la posibilidad de ofrecer conexión a Internet a sus clientes usando los nodos locales de Infovía a los que te podías conectar a un precio de 139 pesetas por hora durante el día y 106 por la noche, unos 80 y 60 céntimos de euro respectivamente.

Esto hizo que el número de proveedores de acceso a Internet en España creciera exponencialmente en muy poco tiempo, lo que a su vez contribuyó a abaratar la oferta enormemente, poniendo al alcance de prácticamente cualquiera el acceso a Internet.

Aún recuerdo cuando de un conocido proveedor de acceso de los de toda la vida me pedían unas 20000 pesetas al mes por tener una dirección de correo electrónico, tráfico aparte.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 4 de Septiembre de 2015

Bb8 Sphero

Cuando se supo que el droide BB-8 que aparecerá en la próxima película de La Guerra de las Galaxias no era un personaje generado por odenador sino que era de verdad a muchos se les dispararon las alarmas: si existía como droide de una película entonces era algo que de algún modo se podía construir.

Y también era algo que en algún momento tenía que existir en el MundoReal™.

Y ya existe — aunque en versión juguete más que como droide inteligente de verdad. Pero es lo que tiene que la inteligencia artificial aún esté en pañales.

El fabricante es Sphero, conocido, precisamente, por fabricar pelotas teledirigidas desde el teléfono móvil; es precisamente el artefacto a partir del cual Christian Poulsen construyó una réplica funcional del droid BB-8.

Si te quieres ahorrar la trabajera de construírtelo tú mismo, la buena noticia es que el BB-8 de Sphero cuesta 150 dólares, sólo un poco más caro que el Sphero 2.

Este sí es el droide que buscáis.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 4 de Septiembre de 2015

En Quora, If NASA really went to the moon, why can't they prove it? hay diversos y numerosos y extensos argumentos que dan respuesta a esa duda; a la persistente creencia por parte de algunos de que la NASA no puede probar (o de que debería probar) que realmente logró llevar al hombre a la Luna. Todavía a estas alturas.

La respuesta más macarra, no exenta de razón,

Una cosa que puedes hacer si no te lo crees es irte a Kickstarter y comenzar una campaña de financiación para tu propia misión a la Luna. Porque la NASA tiene ya suficiente trabajo intentando expandir el horizonte de la Humanidad como para además tener que andar explicando a un grupito que usa gorros de papel de aluminio cuáles han sido sus logros en los últimos 50 años.

Eso sin contar la cantidad de veces que se han desacreditado los argumentos y ‘pruebas’ utilizadas para argumentar que la llegada a la luna fue un montaje, empezando por el simple hecho de que en 1969 no existía la tecnología para crear efectos especiales en vídeo de un falso aterrizaje.

Compartir en Facebook  Tuitear