Por @Wicho — 9 de Mayo de 2021

Hace unas horas SpaceX ha lanzado un nuevo lote de satélites Starlink. El Falcon 9 en el que viajaban los puso en órbita sin problemas. Con esto van 1.625 lanzados, lo que hace que desde hace tiempo SpaceX sea la mayor operadora mundial de satélites. Pero de lo que estábamos realmente pendientes era de la primera etapa del cohete. Era la décima vez que la B1051 iba al espacio, de ahí que en esta misión viajara con el identificador B1051.10. Y tras hacer su trabajo aterrizó una vez más en el espaciopuerto flotante Of Course I Still Love You, que la esperaba a algo más de 600 kilómetros de la costa de Florida:

Ha sido el lanzamiento número 14 para SpaceX en lo que va de año; el número 117 de un Falcon 9; el número 125 si contamos todas las variantes de la familia de cohetes Falcon; y ha sido la ocasión número 83 de 94 intentos desde el 22 de diciembre de 2015 en la que SpaceX recupera una primera etapa. En total 26 primeras etapas han sido utilizadas en más de una ocasión para un total de 63 lanzamientos, todos ellos con éxito. Todo esto en poco más de quince años.

Para la B1051, como decía, es su décima misión desde su entrada en servicio en marzo de 2019 con el lanzamiento de la primera misión de prueba de una Crew Dragon. Es la primera etapa de la empresa que más vuelos acumula; es un récord absoluto en la reutillización de un cohete. SpaceX ha dicho que seguirá utilizando las primeras etapas con más vuelos en lanzamientos Starlink para ver hasta dónde pueden llevarlas, lo que es un cambio frente a los diez lanzamientos como máximo que habían indicado al principio que podrían soportar sin una revisión a fondo.

Misiones anteriores de la B1051.10 – SpaceX
Misiones anteriores de la B1051.10 – SpaceX

Pero no sólo SpaceX se aprovecha del ahorro en costes de los lanzamientos con primeras etapas –y cofias protectoras si son necesarias– reutilizadas; la misma B1051 ha sido utilizada para dos lanzamientos externos a lo largo de su carrera: el de los satélites Radarsat canadienses y el del satélites de comunicaciones SXM–7.

Se estima que el coste para SpaceX del primer lanzamiento de un Falcon 9 está en unos 50 millones de dólares. Y que el de cada lanzamiento extra que consigue sacar con una primera etapa en concreto es de unos 15 millones de dólares, cifra que incluye el coste de una nueva segunda etapa y la revisión y preparación de la primera etapa para volver a volar. También asume la reutilización de las dos mitades de la cofia protectora. A cambio, la penalización en capacidad de lanzamiento en una configuración reutilizable es menor del 40 %. Así que al cabo de un par de lanzamientos el asunto de la reusabilidad empieza a tener sentido económico. Con diez la cosa es, una vez más, de récord.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 8 de Mayo de 2021

Ingenuity tras su quinto vuelo visto por Perseverance – NASA/JPL-Caltech/MSSS
Ingenuity tras su quinto vuelo visto por la cámara Mastcam-Z de Perseverance – NASA/JPL-Caltech/MSSS

El helicóptero Ingenuity ha llevado a cabo su quinto vuelo en Marte sin problemas. En él se alzó a una altura de 10 metros –es complicado que pueda subir más porque ese es el alcance máximo de su «altímetro» láser– y se desplazó 129 metros. Pero a diferencia de los vuelos anteriores no volvió al punto de partida sino que se mudó a un nuevo «aeropuerto». El nuevo punto de aterrizaje está en la dirección en la que está desplazándose Perseverance.

Con este quinto vuelo termina la fase experimental de la misión de Ingenuity. Y en principio iba a ser el fin de su misión. Pero como está funcionando tan bien la NASA ha decidido darle una nueva misión como explorador de avanzadilla para Perseverance. En principio por 30 días pero todo dependerá de cómo de bien siga funcionando al final de estos 30 días. Eso sí, veremos menos imágenes de Ingenuity en vuelo porque programar a Perseverance para que lo siga quita tiempo de «acer la cencia», que es en lo que se van a centrar ahora. Aunque en los próximos días sí recibiremos nuevas imágenes y vídeo de este quinto vuelo. Mientras, hay vídeo y audio del cuarto vuelo.

Puede no parecer gran cosa pero hay que recordar que Ingenuity ha sido la primera aeronave a motor que hemos hecho volar en otro planeta; en el futuro descendientes de Ingenuity más potentes y capaces pueden ser un gran apoyo para misiones no tripuladas y tripuladas en Marte y otros astros. Algo del estilo se ve en la segunda temporada de Marte, por ejemplo.

Citando de nuevo a Lori Glaze, la directora del programa de ciencia planetaria de la NASA, «El primer explorador móvil de superficie de la NASA, el rover Sojourner, se lanzó en 1997 y cambió por completo nuestro paradigma, modificando para siempre nuestra forma de pensar sobre la exploración de la superficie de Marte, e Ingenuity va a hacer lo mismo.»

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 7 de Mayo de 2021

Blue Origin acaba de anunciar que el primer vuelo tripulado de un cohete New Shepard tendrá lugar el 20 de julio de 2021. No es una fecha escogida al azar –o al menos no lo parece– ya que si no hay retrasos coincidirá con el 52 aniversario del lanzamiento del Apolo 11, la misión que nos llevó por primera vez a la Luna. También han anunciado la subasta de una plaza en ese vuelo.

El New Shepard es el cohete suborbital de la empresa, destinado a lanzar una cápsula tripulada por encima de la línea de von Kármán, que es el límite generalmente aceptado del espacio. Durante el vuelo sus ocupantes podrán experimentar unos cuantos minutos de ingravidez. Y a la vuelta se habrán ganado sus alas de astronauta.

La cápsula tiene una capacidad máxima de seis personas y en este primer vuelo una de esas plazas será para quien la gane en una subasta. La subasta tiene tres fases. En la primera se hacen pujas ocultas; en la segunda las pujas serán abiertas y para pasar a la siguiente fase habrá que pujar públicamente; la plaza se adjudicará finalmente en una última fase de pujas en vivo a través de Internet. Lo que recauden con la subasta irá para Club for the Future, que tiene como misión inspirar a las futuras generaciones a seguir carreras en STEM y ayudar a inventar el futuro de la vida en el espacio.

Así se ve la Tierra desde el espacio desde el interior de la cápsula – Blue Origin
Así se ve la Tierra desde el espacio desde el interior de la cápsula – Blue Origin

De lo que no tenemos ni idea todavía es del precio de un billete en uno de esos vuelos, aunque las estimaciones más optimistas lo ponen en 250.000 dólares mínimo.

El anuncio de Blue Origin es además un duro golpe para Virgin Galactic, su principal –única, en realidad– competidora en el mercado de los vuelos espaciales suborbitales. Por ahora VG sólo ha hecho vuelos tripulados con personas que trabajan en la empresa. Y el último fue el 22 de enero de 2019; desde entonces están trabajando en solucionar problemas serios con su avión cohete. Así que es poco probable que consigan hacer su primer vuelo de pago antes que Blue Origin.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 6 de Mayo de 2021

En una retransmisión en directo épicamente mala para los estándares habituales de SpaceX pudimos ver como el Starship SN15 no sólo sobrevivía a su primer vuelo sino que además aterrizaba con éxito sin explotar después. Es un gran logro para SpaceX, que a la quinta lo consigue, validando su método de desarrollo rápido. Que básicamente consiste en montar cosas muy rápido y probarlas aunque se rompan para aprender de esas roturas y seguir mejorando los diseños.

Y es que:

  • Starship SN8: explotó al aterrizar.
  • Starship SN9: explotó al aterrizar.
  • Starship SN10: toma dura pero no segura porque explotó a los pocos minutos.
  • Starship SN11: explotó en el aire poco antes de aterrizar.
  • Starship SN15: sobrevivió y probablemente volverá a volar.

La primera fase del vuelo fue elevarse usando sus tres motores Raptor, que fueron apagados uno tras otro hasta alcanzar los 10 kilómetros de altitud. Una vez allí efectuó la maniobra de tumbarse sobre su vientre para descender en caída libre guiada por sus superficies de control. Poco antes de aterrizar se puso de nuevo vertical y se encendieron de nuevo dos de tres Raptor. El aterrizaje fue suave –o al menos más suave que los anteriores– y quedó de una pieza tras él. Hubo unos minutos de preocupación por un fuego que no acababa de apagarse, lo que hizo pensar inevitablemente en el SN10. Pero afortunadamente pudo ser extinguido y todo indica que el SN15 volará de nuevo; de hecho los planes de la empresa parecen ser lanzar el SN16 y luego volver a lanzar el SN15.

El SN15 incorporaba una serie de mejoras no especificadas y por eso la empresa se saltó el intentar hacer volar los SN12, 13 y 14. Son unas mejoras que en principio parecen haber funcionado. Pero no hay que olvidar que es muy distinto un vuelo de 10 kilómetros que una reentrada desde órbita, algo que Elon Musk dice que quieren probar este mismo verano.

En cualquier caso cada vez falta menos para que veamos cohetes completamente reutilizables. Y ya era hora, que Se suponía que esto era el futuro.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Hidden Figures: The American Dream and the Untold Story of the Black Women Mathematicians Who Helped Win the Space Race

EUR 9,31

Comprar


El marciano

EUR 7,59 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección