Por @Wicho — 24 de Septiembre de 2022

El SLS en la plataforma de lanzamiento frente a un cielo anaranjado con nubes oscuras
El SLS en la plataforma de lanzamiento – NASA

Con las previsiones de que la tormenta tropical Ian pueda afectar Florida, la NASA ha anunciado que no va a intentar lanzar la misión Artemisa I hacia la Luna el martes 27 de septiembre. En su lugar van a empezar a configurar el cohete SLS que la tiene que lanzar, su transportador, y los sistemas de tierra para un posible retorno del cohete al Edificio de ensamblado de vehículos (VAB). En él estaría perfectamente protegido de los efectos de la tormenta o incluso de sus efectos si termina por convertirse en un huracán.

Pero se reservan la decisión de empezar a moverlo al VAB hasta el domingo por la mañana, hora de Florida. Esto les da un día más de margen. Así, si las previsiones indican que Ian va a ir hacia el oeste y que el Centro Espacial Kennedy se libra, pueden dejar el cohete en la plataforma e intentar el lanzamiento el 1 o el 2 de octubre; para el 28 probablemente no tendrían tiempo de reconfigurar las cosas. Si Ian no lía las cosas, el 3 de octubre no es válido para lanzar Artemisa I porque está previsto el lanzamiento de la misión tripulada Crew-5 a la Estación Espacial Internacional. Aunque si Ian lía las cosas también habrá que aplazar el lanzamiento de esta tripulación: despega, literalmente, de la plataforma de al lado de la que tutilizará Artemisa I.

Mapas con las predicciones de eolución de Ian en los próximos días que indican claramente que pasará sobre Florida
Predicciones de evolución de Ian – NOAA

Si, por el contrario, deciden llevarse el SLS al VAB, tendrán la oportunidad de revisar el sistema de autodestrucción del cohete (FTS), que lleva más de 25 días caducado. Pero a cambio esto hará que tengan que esperar a la ventana de lanzamiento que va del 17 al 31 de octubre, si llegan, que es la ventana por la que en esta casa llevamos apostando un tiempo. Si no, tendrá que ser en la ventana que va del 12 al 27 de noviembre.

Sin embargo, cada día que de retraso del lanzamiento es un problema para la agencia, no sólo por la presión por lanzarlo de una vez tras doce años de desarrollo y seis de retraso sobre la fecha inicial de lanzamiento prevista. Y con muchos miles de millones de dólares de sobrecoste. Es que además hay componentes que empiezan a estar quedándose viejos porque llevan mucho tiempo ensamblados; en especial los propulsores laterales de combustible sólido.

El SLS está en Twitter como @NASA_SLS; el equipo de tierra de la NASA que lo gestiona está en @NASAGroundSys. La Orión es @NASA_Orion. El programa Artemisa es @NASA_Artemis. Todas ellas están en mi lista de Twitter de cuentas relacionadas con el espacio.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear
Por @Wicho — 24 de Septiembre de 2022

Este vídeo grabado por Samantha Cristoforetti en la Estación Espacial Internacional (EEI) me ha parecido buenísimo. En él hace una pregunta bien sencilla: ¿qué va a pasar con una pelota de ping pong al meterla en agua? El principio de Arquímedes, ya sabes. Pero piénsalo un poco antes de darle al play.

Pues sí (o más bien pues no en mi caso): la pelota no flota. Porque como bien nos enseñaron Les luthiers, el principio de Arquímedes dice que todo cuerpo sumergido en un líquido experimenta un empuje de abajo hacia arriba igual al peso del volumen del líquido desalojado. Pero en caída libre hay masa pero no hay peso. Así que ho hay empuje, con lo que la pelota se queda dónde la deja.

Otro detalle curioso, por cierto, es que aunque en un momento dado pone la bolsa boca abajo sin haberla cerrado del todo, el agua no se sale.

Cosas nada intuitivas que pasan en el espacio.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear
Por @Wicho — 24 de Septiembre de 2022

El SLS en la plataforma de lanzamiento al amanecer, iluminado por focos. De fondo, un cielo con algunas nubes con tono rojizo
El SLS en la plataforma de lanzamiento el pasado 17 de agosto, recién llegado del Edificio de ensamblado de vehículos – NASA/Joel Kowsky

La NASA hizo ayer por la tarde una rueda de prensa para informar de los resultados de la prueba de carga de propelentes en el cohete SLS que va a lanzar la misión Artemisa I hacia la Luna. El resumen es que la agencia parece dispuesta a hacer el intento de lanzamiento el martes 27 de septiembre caiga quien caiga. La ventana de lanzamiento se abre a las 11:37 locales, 17:37 en hora peninsular española (UTC +2).

En lo que a la prueba de carga se refiere, dijeron que están ajustando los procedimientos mientras empiezan a conocer la complejidad de los sistemas del SLS en tiempo real. Y que creen tener todo controlado aunque el pasado miércoles les llevara más tiempo del previsto y, de haber sido un intento real, hubieran perdido la ventana de lanzamiento. Confían en que para el día 27 podrán tener el cohete completamente cargado a tiempo de lanzarlo.

También informaron de que tienen el permiso de la Fuerza Espacial de los Estados Unidos (USSF) para lanzar el cohete aunque su sistema de autodestrucción (FTS) lleve sin revisar más del doble de tiempo para el que está certificado. Ese permiso no era algo que pudieran dar por hecho pero por lo visto los datos y análisis que han pasado a la USSF han sido lo suficientemente convincentes para que se lo dieran.

¡Huracanes a nosotros!

De hecho ahora mismo su mayor problema ahora es la tormenta tropical Ian, antes conocida como depresión tropical nueve, que probablemente, avance hacia Florida en los próximos días. Y que podría convertirse en un huracán. Pero aquí la palabra clave es probablemente. Como las predicciones meteorológicas no pueden afirmar al 100% Ian se vaya a convertir en un huracán ni el rumbo que va a tomar, los responsables de la NASA han decidido que van a seguir preparando todo para el intento de lanzamiento del 27.

El problema es que según las previsiones actuales del Centro Nacional de Huracanes, Ian va hacia Florida. Y el martes por la mañana es el momento en el que va a llegar a la zona del Centro Espacial Kennedy.

Mapas con las predicciones de eolución de Ian en los próximos días que indican claramente que pasará sobre Florida
Predicciones de evolución de Ian – NOAA

Y recoger el SLS no es como cuando estás de picnic y te cae una tormenta; es un proceso para el que la NASA necesita, dándose prisa, unos tres días. Y que tiene que empezar con tiempo para que las rachas de viento estén por debajo de los 40 nudos, que es el límite para mover el cohete y su torre de lanzamiento sobre el transportador que los lleva al Edificio de ensamblado de vehículos (VAB). Así que a la vez que están preparando el lanzamiento están pendientes de la meteorología y haciendo preparativos para llevárselo. Pero sólo aquellos que no interfieren con la preparación para el lanzamiento.

Con lo de los tres días que necesitan para el traslado tendrán que tomar una decisión hoy, sábado 24, por la mañana, hora de allí. Aunque eso es ya afinar mucho porque aunque les dé tiempo a meter el SLS en el VAB antes de que el viento se pase de límites, luego queda el problema de que el personal de la agencia pueda llegar a sus casas a tiempo de ponerse a salvo.

Pero es que, además, con independencia de lo que haga Ian, las previsiones meteorológicas son sólo de que hay un 80% de probabilidades de que haya que cancelar el lanzamiento por la presencia de nubes, lluvia y campos eléctricos que sobrepasan los márgenes de seguridad.

La verdad es que, con los años de retraso que llevan y la cantidad de dinero que va invertido en el SLS, ese empeño en lanzar el 27, con fecha alternativa el 2 de octubre, se hace un poco raro por todo lo que están arriesgando; es como si estuvieran tan fijados en la meta de lanzarlo que no ven o no quieren ver otra cosa.

Así que a ver qué pasa en las próximas horas.

Compartir en Flipboard Tuitear
Por @Wicho — 23 de Septiembre de 2022

En julio de 2021 el AFOL Tonysmuncle, que además es astrónomo, propuso un Telescopio espacial James Webb de Lego a la escala de los minifig. Su propuesta alcanzó los 10.000 votos necesarios para que la empresa lo considerara como uno de los conjuntos a convertir en un producto a la venta. Pero finalmente no lo consiguió.

Aunque, animado por muchas personas de todo el mundo a las que les flipan tanto el telescopio como esas piececitas de plástico, lo ha vuelto a presentar. Incorpora unas cuantas mejoras estéticas y mejoras estructurales en el soporte del parasol y la torre que alberga el telescopio propiamente dicho; conexiones mejoradas para ser más fuertes de los 18 segmentos del espejo principal, que se mueven; ahora usa técnicas de construcción estándar para el espejo; y elimina algunas piezas ahora obsoletas. Pero no sólo es que se muevan los segmentos del espejo principal: es que todo el telescopio está diseñado para desplegarse igual que lo hizo el Webb en el MundoReal™.

Es, claramente, un caso de

Shut up and take my VISA!

Pero como en la ocasión anterior, necesita 10.000 votos –lleva ya casi 6.400– para que Lego lo pase a la siguiente fase de selección. En ella, en función de cosas como por ejemplo que ya haya otros productos similares en la gama; los productos que estén en ese momento en desarrollo; posibles problemas de licencias; calidad de la construcción; lo que se pueda jugar con él; y la demanda anticipada según el precio estimado, entre otras, la empresa decide si sí o si no.

Así que si quieres tener un Webb en casa, ya sabes, ¡vota!

El proyecto está en Twitter como @LEGO_JWST.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

Cifitec: Futuros posibles, Vol. 1

Futuros posibles, Vol. 1
Relatos de ciencia ficción y tecnología
CIFITEC