Por @Wicho — 16 de Enero de 2021

El SLS en el Banco de Pruebas B2 del Centro Espacial Stennis – NASA
El SLS en el Banco de Pruebas B2 del Centro Espacial Stennis. Es el pepino naranja que se intuye entre los andamios – NASA

Con años de retraso –muchos años de retraso– sobre las previsiones iniciales la NASA está lista para hacer la que será la última gran prueba del cohete SLS antes de su primer lanzamiento. Está prevista para una ventana de dos horas que se abre a las 23:00, hora peninsular española (UTC +1) del sábado 16 de enero de 2021.

Durante esta prueba, la última de ocho pruebas cada vez más complejas del cohete, el núcleo central del SLS –su primera etapa sin los propulsores de combustible sólido externos que usará durante los lanzamientos– será llenada de propelentes y sus motores encendidos durante los ocho minutos correspondientes a un lanzamiento real. Se podrá seguir desde las 22:20 a través de NASA TV.

El SLS, de Space Launch System, Sistema de Lanzamiento Espacial, está destinado a ser, por así decirlo, el Saturno V del siglo XXI. Aunque a estas alturas quizás ya no tenga mucho sentido que la NASA esté desarrollando un cohete de estas características cuando la iniciativa privada podría proporcionarle en breve otras opciones más baratas.

Pero en cualquier caso tras tantos años de desarrollo –llevan a vueltas con él desde 2011– y dinero invertidos en él la NASA lo va a usar sí o sí para el programa Artemisa. Es el programa que pretende volver a colocar una misión tripulada sobre la superficie de la Luna en 2024, aunque sigo apostando a que va a ser que no. Al menos no en ese año.

Si la prueba sale bien el cohete será enviado al Centro Espacial Kennedy, dónde ya se están ensamblando sus propulsores de combustible sólido. Y si no hay más retrasos –cosa que dudo– la misión Artemisa 1 despegará del Complejo de Lanzamiento 39B del Centro Espacial Kennedy en noviembre de 2021.

El SLS está en Twitter como NASA_SLS.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 15 de Enero de 2021

Blue Origin ha llevado a cabo sin problemas el decimocuarto lanzamiento de un cohete New Shepard. Quizás convenga recordar que se trata de vuelos suborbitales, así que 7 minutos y 26 segundos después del despegue el cohete aterrizaba de vuelta en las instalaciones de la empresa mientras que la cápsula lo hacía a los 10 minutos y 10 segundos a unas millas.

Eso sí, la altitud máxima que alcanzó la cápsula fue de 106,9 kilómetros, claramente por encima de la línea de Kármán, el límite internacionalmente reconocido del espacio.

Aunque tanto el cohete como la cápsula son reutilizables en este decimocuarto lanzamiento los dos eran nuevos. Es de especial interés la cápsula, bautizada RSS First Step, RSS Primer Paso, porque incluye ya los sistemas necesarios para cuando por fin vuele ocupada. De hecho Blue Origin dice que hará otro lanzamiento en vacío más en unas seis semanas y que el primer lanzamiento tripulado podría producirse otras seis semanas después, aunque ya veremos. Ese primer vuelo tripulado será a bordo de la RSS Fist Step.

En este decimocuarto lanzamiento la cápsula, aparte de experimentos para la NASA y otras instituiciones, iba ocupada por Mannekin Skywalker, el dummy de pruebas de la empresa que ya ha viajado varias veces al espacio. Es quien sale en el vídeo de arriba, en el que también se puede ver como la cápsula rota lentamente para que sus seis posible ocupantes puedan gozar de las vistas. Esa rotación la hace también el cohete durante el lanzamiento con el mismo objetivo.

En Replay - New Shepard Mission NS-14 Webcast se puede ver el lanzamiento de principio a fin.

Otro objetivo de Blue Origin para 2021 es hacer el primer lanzamiento de un New Glenn, su cohete orbital.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 15 de Enero de 2021

España cubierta de nieve por Filomena – contains modified Copernicus Sentinel data (2021), processed by ESA
España cubierta de nieve por Filomena – contiene datos modificados Sentinel Copernicus (2021), procesada por ESA, CC BY-SA 3.0 IGO

Aunque la misión Sentinel 3 del Programa Copernicus tiene como objetivo principal monitorizar los océanos desde el espacio también es capaz de obtener imágenes sobre tierra, tal y como se puede ver en Un frío manto sobre España. Obtenida el 12 de enero a las 11:40 locales (UTC +1) en ella se puede ver España tras el paso de la borrasca Filomena, que ha dejado las mayores nevadas en cincuenta años.

Ahora mismo hay dos satélites Sentinel 3 en órbita, el 3A y el 3B. Juntos cubren la superficie de todo el planeta cada dos días. Pero ya hay encargados otros dos, el 3C y el 3D, lo que permitirá reducir el tiempo necesario para cubrir todo el planeta.

Esta imagen en concreto es un mosaico formado por dos imágenes tomadas por el OLCI (Ocean and Land Colour Instrument, Instrumento para el Color de la Tierra y los Océanos), uno de los dos instrumentos principales de la misión. Es un espectrómetro que monta cinco cámaras que le proporcionan una cobertura de 1.270 kilómetros con una resolución máxima de 300 metros. Está disponible como un jpeg de 3.764×3.929 pixeles y 3,09 MB o como un tiff de 42,34 MB con la misma resolución haciendo clic en la imagen que encabeza el artículo enlazado.

Va a juego con la obtenida por la misión Sentinel 2 hace unos días, centrada en Madrid cubierta por la nieve también a consecuencia del paso de Filomena.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 14 de Enero de 2021

Como es habitual en este modelo de cápsulas la cápsula de carga Dragon 21 de SpaceX ha terminado su misión con un amerizaje. Pero en lugar de amerizar a unos cientos de kilómetros al oeste de la costa de California lo ha hecho en el Golfo de México al oeste de Florida, a la altura de la ciudad de Tampa. Es la primera vez que una Dragon de carga no ameriza en el Pacífico. Pero es que también es la primera vez que una de estas misiones corre a cargo de una Cargo Dragon, la versión mejorada de las Dragon de carga. En total ha traído de vuelta 2.002 kilos de muestras y material ya no necesario a bordo de la Estación; a la ida llevaba a bordo 2.972 kg.

Interior de la Dragon 21 antes de emprender su viaje de vuelta – NASA
Interior de la Dragon 21 antes de emprender su viaje de vuelta – NASA

La Crew Dragon no sólo es capaz de acoplarse y desacoplarse de forma autónoma de la Estación Espacial Internacional sino que además tiene más volumen de carga y el doble de puntos de conexión para traer de vuelta a casa muestras refrigeradas o congeladas.

Y al amerizar cerca de Florida es posible entregar las muestras marcadas como urgentes mucho más rápido. En este caso el amerizaje se produjo a las 2:30 de la madrugada, hora peninsular española (UTC +1); el helicóptero con las muestras urgentes aterrizó en el Centro Espacial Kennedy a las 5:30; y las muestras fueron entregadas en su destino entre cuatro y nueve horas después del amerizaje. Antes podían pasar 48 horas antes de que la cápsula estuviera en puerto y cuatro o cinco horas más antes de que las muestras pudieran empezar a ser distribuidas. Esto es muy importante, especialmente las muestras de experimentos que juegan con los efectos de la caída libre porque a partir de unas 12 horas en Tierra los efectos de la gravedad empiezan a afectarlas.

Una curiosidad es que entre las muestras que vienen de vuelta están doce botellas de vino de Burrdeos y 320 fragmentos de viña. El vino será estudiado para ver cómo ha envejecido tras catroce meses en caída libre; las viñas también para ver cómo les ha afectado ese tiempo en caída libre y expuestas a más radiación de la normal de cara a ver la posibilidad de cultivar viñedos en climas más duros de los normales.

Algunas de las muestras urgentes – NASA
Algunas de las muestras urgentes – NASA

El truco de esto está en que la embarcación que saca la cápsula del agua, que es la misma que saca las Crew Dragon, dispone de un helipuerto; las embarcaciones que pescaban las Dragon originales no lo tienen.

El resto de los materiales y muestras que vienen a bordo serán procesados con más calma. Y, una vez vacía, la cápsula será revisada y preparada para una próxima misión. Las Cargo Dragon están certificadas para ir al espacio hasta cinco veces.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Astrophysics for People in a Hurry

EUR 9,99

Comprar


The Astronaut Wives Club

EUR 5,49

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección