Por @Alvy — 21 de Enero de 2022

En este vídeo mudo del Centro de Investigación Ames de la NASA puede verse cómo son las vibraciones que producen los motores de la torre de escape que se usó en la prueba denominada Ascent Abort-2, en la que se comprobó el funcionamiento del sistema de escape de la cápsula Orión en diversos escenarios, en este caso a baja altitud y a velocidad supersónica. El vehículo –que se probó hace un par de años– era aerodinámicamente equivalente al que viajará a la Luna en el futuro, aunque mejor no preguntar cuándo.

Lo que se ve es una simulación de partículas animadas que básicamente sigue el rastro de los los penachos de escape de los motores. Los diversos colores tanto en el cohete como en las partículas muestran la presión a la que están sometidas: del rojo (mayor presión) al azul (menor presión). A mí que me perdonen pero me recuerda a los míticos y coloridos anuncios de los antiguos televisores Sony Bravia.

Ascent Abort-2 / NASA

En este foto puede verse cómo era el vehículo usado en la prueba Ascent Abort-2, que es el mismo que se ve al principio del vídeo antes que las partículas lo rodeen como si fueran caramelos de colores. En caso de emergencia el sistema de escape se dispara en cuestión de milisegundos y tiene un empuje de unas 400.000 libras, algo más que la de los motores de un Airbus 380 a plena potencia. Ideal para salir pitando.

_____
Foto: NASA/Tony Gray y Kevin O'Conne.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 21 de Enero de 2022

Anna Kikina y Francisco Rubio - Roscosmos/NASA
Anna Kikina y Francisco Rubio - Roscosmos/NASA

Ya se sabía hace unas semanas que la primera cosmonauta de Roscosmos en volar en una Crew Dragon de SpaceX va a ser Anna Kikina, quien está previsto que vuele en la Crew-5. Y hace unos días Roscosmos anunciaba que Francisco Rubio será quien vuele en la Soyuz MS-22. Las dos misiones tienen previsto su lanzamiento para septiembre de 2022.

Eso depende, claro, de que se firme el acuerdo entre las dos agencias, lo que no parece (o parecía) difícil. Y de que no estalle la Tercera Guerra Mundial por la movida de Ucrania, lo que puede liarlo todo, claro. E incluso aunque no estalle el conflicto las relaciones entre ambos países peude quedar (aún) más tocadas y hacer que el intercambio no se lleve a cabo.

El principal objetivo que tenía la NASA con el desarrollo del Programa de tripulaciones comerciales era el de poder contratar los lanzamientos de tripulaciones a la Estación Espacial Internacional (EEI) sin tener que hacerlos ella misma. Para eso le adjudicó sendos contratos a Boeing y SpaceX. Pero la idea era también poder intercambiar plazas con Roscosmos de tal forma que astronautas de la NASA vuelen en las Soyuz de Roscosmos y viceversa; de ahí lo de intercambiar las plazas de Kikina y Rubio.

Hasta ahora cuando la NASA enviaba a alguien a la EEI en una Soyuz le pagaba una millonada a Roscosmos. Cuando el acuerdo esté en marcha será un intercambio sin contraprestaciones monetarias. Lo que obtienen las dos agencias es un extra de redundancia a la hora de renovar tripulaciones: si un día las Soyuz dejan de poder volar, aunque sea temporalmente, Roscosmos seguiría pudiendo enviar tripulantes a la EEI en la Crew Dragon (y algún siglo en la Starliner de Boeing). A la NASA se le ofrece la misma ventaja a la inversa: si algún día deja de poder enviar tripulantes en la Crew Dragon y la Starliner podrá hacerlo en la Soyuz sin dejarse una pasta.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 20 de Enero de 2022

Impresión artística de SEE-1 acoplado a la Estación Espacial Internacional – Space Entertainment Enterprise
Impresión artística de SEE-1 acoplado a la Estación Espacial Internacional a través de un módulo de la estacion espacial de Axiom. Es la pelota de golf XXXXXL – Space Entertainment Enterprise

No recuerdo desde cuándo se habla de la película que Tom Cruise quiere rodar en el espacio. Pero en un sorprendente giro de guión hoy se ha hecho público que el estudio británico Space Entertainment Enterprise, que participa en la producción, quiere poner un estudio en órbita para rodarla.

Se trata de un módulo hinchable de unos 7 metros de diámetro al estilo del módulo BEAM que al principio estará acoplado a la Estación Espacial Internacional (EEI) pero que luego formará parte de la estación espacial de Axiom. Bautizado SEE-1 el módulo será «el primer estudio de contenidos y entretenimiento del mundo y un escenario polivalente en el espacio».

Quedan pequeños detalles por solucionar como es el de la financiación pero la idea es lanzarlo en diciembre de 2024. Quizás sea un poco pronto, aunque la tecnología, como ha demostrado el ya citado módulo BEAM, no es ciencia ficción. Y Axiom tiene un acuerdo con la NASA para acoplar a la EEI al menos uno de los módulos de su futura estación espacial. Así que la idea no es tan descabellada como podría parecer en una primera lectura.

En cualquier caso Roscosmos ha ganado esta partida: la actriz Yulia Peresild y el director Klim Shipenko pasaron 12 días en octubre de 2021 a bordo de la EEI rodando escenas de la película El desafío.

Con lo cual sólo queda por ver que llegará primero: el lanzamiento del SEE-1 o el estreno de Top Gun: Maverick. Bueno, o el primer lanzamiento del SLS.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 20 de Enero de 2022

Antes y después de librarse de las piedras – NASA/JPL-Caltech
Antes y después de librarse de las piedras – NASA/JPL-Caltech

El equipo de la misión aún no ha dicho nada. Pero cotilleando las fotos que ha enviado Perseverance recientemente se puede ver como entre estas dos los guijarros que bloqueaban el sistema de almacenamiento de muestras del rover (en la posición de las 9 en la foto de la izquierda) han desaparecido. Están tomadas con poco más de una hora de diferencia el día 18 de enero. La de antes es la de la izquierda; la de después es la de la derecha. Antes y después de rotar el carrusel de recogida de muestras, que era el plan del equipo de la misión para intentar librarse de las piedras.

Así que todo indica que Perseverance podrá retomar pronto la recogida de muestras. Aunque en el futuro lo hará aplicando estrategias que minimicen el riesgo de que un bloqueo así pueda volver a suceder.

Esas muestras, si salen bien unas cuantas cosas, terminarán algún día en laboratorios de la Tierra después de haber sido recogidas por otro rover, puestas en órbita alrededor de Marte, y recogidas por un orbitador que las traerá hasta aquí.

Perseverance está en Twitter como @NASAPersevere. Las imágenes que envía se pueden ver, sin procesar, en Raw Images. Y hay un bot que las publica en Twitter, junto con las de Curiosity, en la cuenta @MarsMissionImgs. Aunque va con unos días de retraso.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD