Por @Wicho — 11 de Febrero de 2018

¡Caaaaaaasi!

Desde el control de la misión ya habían dado el comando de lanzamiento de la cápsula de carga Progress MS-08, algo que se hace 20 segundos antes de la ignición de los motores del cohete Soyuz, pero en el último momento el control automático del lanzamiento abortó la ignición.

Con esto se perdía la ventana instantánea de lanzamiento de las 9:58:44, hora peninsular española, del 11 de febrero de 2018, que habría permitido a la Progress MS-08 alcanzar la Estación Espacial Internacional en tan sólo tres horas y media. Es la segunda vez que se intenta un lanzamiento de una Progress «por la vía rápida» y la segunda vez que falla, ya que la Progress MS-07 perdió también su ventana instantánea de lanzamiento el 12 de octubre de 2017.

Habrá que esperar al menos al martes 13 para el siguiente intento de lanzamiento, aunque en este caso será en una trayectoria que hará que la Progress MS-08 tarde dos días en llegar a la EEI, ya que el acoplamiento en tres horas y media requiere que la Estación esté en una posición muy determinada respecto a la plataforma de lanzamiento, y ese posicionamiento es sólo válido para un lanzamiento instantáneo como el que estaba planeado hoy.

Cabe la posibilidad, de todos modos, que el lanzamiento se posponga para que la llegada de la Progress MS-08 a la EEI no interfiera con el paseo espacial programado para el jueves 15 a cargo de Mark Vande Hei y Norishige Kanai.

La Progress MS-08 lleva a bordo 2.496 kilos de carga que incluyen 640 kilos de combustible para ser transferido a la Estación, 420 kilos de agua para su uso por parte de la tripulacion y para generar oxígeno, 46 kilos de oxígeno para reponer la atmósfera de la Estación, y 1.300 kilos de comida, suministros para los tripulantes, material de mantenimiento, material para paseos espaciales, y material para experimentos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear