Por @Wicho — 31 de Mayo de 2016

Roscosmos ha publicado este vídeo del primer lanzamiento de un cohete Soyuz 2–1A desde el cosmódromo Vostochni en el que todas las imágenes a partir del segundo 17 han sido tomadas por las cámaras de a bordo.

Claro que no se trata de unas GoPro al uso…

«RocketCams» IRZ
«RocketCams» IRZ

Este Soyuz en concreto montaba un Sistema de Vídeo de Control a Bordo, o BSVK por sus siglas en ruso, fabricado por la Fábrica de Radios Izhevsk, que hace años que viene fabricando equipos para el programa espacial primero soviético y ahora ruso, compuesto por tres cámaras.

El sistema es capaz de transmitir imágenes vía radio con una resolución de entre 320×240 y 2048×1536 píxeles a una velocidad de hasta 3,14 megabits por segundo; las cámaras en sí, que pesan 680 gramos cada una, están diseñadas pasa soportar temperaturas de entre –40 y 50 grados centígrados.

Teniendo en cuenta que se estima que cuesta unos 20000 euros poner un kilo en órbita, aunque depende del lanzador usado, y que el sistema completo, incluyendo el cableado, pesaba 9,5 kilos, este vídeo puede haber rondado los 190000 euros sólo por el peso del sistema, dejando aparte el coste de este.

Yo hay semanas que no los gano.

(Los datos de las cámaras vía Russian Space Web).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear