Por @Wicho — 20 de Noviembre de 2016

Shenzhou-11 en tierra
La Shenzhou-11 en tierra – Xinhua

Con el aterrizaje de la cápsula tripulada Shenzhou-11 a las 6:59 del 18 de noviembre de 2016, hora peninsular española, China ponía fin con éxito a su misión espacial tripulada más larga, aunque el aterrizaje se produjo a más de 100 kilómetros del punto previsto.

A bordo iban Jing Haipeng y Chen Dong, quienes han pasado 32 días en el espacio, 29 de ellos y unas pocas horas a bordo del laboratorio espacial Tiangong-2.

Durante su estancia a bordo realizaron experimentos científicos en 14 áreas distintas, incluyendo fisiología humana y crecimiento de plantas, y también llevaron a cabo pruebas y demostraciones técnicas.

La visita de Haipeng y Dong es la única prevista a Tiangong-2, con la que está previso que se acople en 2017 una única nave de carga Tianzhou.

Tiangong 2 visto desde su satélite auxiliar
la La Shenzhou-11 y el Tiangong 2 vistos desde el satélite auxiliar del segundo

Durante el resto del tiempo que el Tiangong-2 permanezca en órbita varios experimentos que lleva bordo serán manejados en remoto desde tierra.

El laboratorio Tiangong-2 forma parte del programa que tiene como objetivo poner en órbita una estación espacial permanente cuyos módulos empezarán a ser lanzados en 2020 por el cohete Larga Marcha 5, que hace poco realizaba su primer vuelo.

La futura Estación Espacial China
La futura estación espacial china Tianhe

Aunque en algunos aspectos recuerda al programa espacial soviético de hace unas décadas el programa espacial chino es uno de los más ambiciosos que hay en marcha en la actualidad. De hecho China y Rusia son los dos únicos países que pueden poner astronautas en órbita por sus propios medios en la actualidad.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear