Por Nacho Palou — 18 de Agosto de 2016

El vídeo en time-lapse de 60 segundos resume la construcción de un depósito de combustible para cohete. Al ir añadiendo y soldando las distintas secciones el tanque va ganando altura hasta que una vez terminando mide casi 40 metros.

El depósito se construye en las instalaciones que tiene la NASA en Nueva Orleans, la Michoud Assembly Facility y su destino es el de contener el hidrógeno líquido que servirá como combustible para el Space Launch System (SLS), el cohete poderoso de la NASA o el cohete sin nombre chulo. El tanque ocupa casi la totalidad de los 64 metros de altura que mide el cuerpo principal del cohete, de más de ocho metros de diámetro.

Una vez terminado el depósito se enviará al centro de vuelos espaciales Marshall de la NASA, en Alabama, para someterlo a una serie de pruebas estructurales. Después el depósito volverá a Nueva Orleans donde, finalmente, se montará en el SLS — el cual en algún momento futuro, si todo va bien, impulsará una nave tripulada hasta Marte.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear