Por Nacho Palou — 25 de Octubre de 2016

El proyecto Sky Canvas Project aspira a convertir el cielo nocturno en un lienzo en blanco negro para pintarlo con estrellas fugaces artificiales.

La idea la está desarrollando la startup japonesa ALE, y consiste en un satélite situado en órbita cargado con unas pequeñas esferas de 2 cm de diámetro. Estas esferas están fabricadas con distintos elementos (litio, potasio, rubidio, cesio, calcio,...) dependiendo del color que se quiera dar a la estrella fugaz.

Fuegos artificiales carisismos 1

Desde la órbita terrestre el satélite lanza los meteoros artificiales para crear estrellas fugaces en el momento, lugar y del color elegidos. El servicio de fuegos artificiales carísimos estará disponible en todo el mundo.

Los meteoros comienzan a arder en la atmósfera a entre 60 y 80 km de altitud con una magnitud de -1. En comparación Sirio, la estrella más visible del cielo nocturno, tiene una magnitud e -1,46.

Fuegos artificiales carisismos 2

La estrella fugaz artificial será visible desde la tierra en un área de 200 km de radio, «una superficie 400 veces mayor que la que cubren visualmente los fuegos artificiales convencionales, que explotan a 500 metros de altitud.»

La fecha para que la era espacial salte el tiburón está prevista entre finales de 2017 y principios de 2018.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear