Por @Wicho — 28 de Julio de 2017

Una cápsula Orión en órbita
Impresión artística de una cápsula Orión en órbita

A instancias de la administración Trump la NASA estaba dándole vueltas a la posibilidad de que la primera misión de una cápsula Orión, prevista para 2019, pudiera ser tripulada.

Pero según un informe que se acaba de hacer público a la Orión prevista para esa misión le faltan unas «cosillas» como por ejemplo

  • Sistemas de soporte vital. De esos que proveen aire a la tripulación, eliminan el CO2, y controlan la humedad.
  • Pantallas y controles para la tripulación, así como el software que los haga funcionar.
  • Un sistema de escape.
  • Algunas otras cosas más de menor importancia comparadas con las anteriores como la posibilidad de que la tripulación pueda abrir la escotilla de la la nave desde dentro…

Estas cosas está previsto que sean añadidas en las primeras misiones de prueba no tripuladas, y la NASA dice que no tiene dinero para incorporarlas en la misión de 2019. Y yo añadiría que tampoco tienen tiempo.

Pruebas en tierra
Ingenieros de la NASA haciendo pruebas en tierra de una Orión simulada

Por no hablar de que tampoco tienen muy claro que el escudo térmico de la cápsula cumpla con su función, algo que comprobaron tras el Exploration Flight Test 1.

Así que no, parece que no habrá misión tripulada de la Orión en 2019 por muy bonito que fuera a quedar hacerlo en el año en el que se cumplen 50 años de la llegada a la Luna.

De hecho estoy dispuesto a apostar que no va a haber misión alguna de la Orión en 2019… Y si me apuran, estoy cada vez más dispuesto a apostar que no la va a haber nunca.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear