Por @Wicho — 30 de Junio de 2017

Una rotura en una de las bandas de rodadura

Aunque goza de muy buena salud general, las ruedas del rover marciano Curiosity de la NASA llevan tiempo siendo una preocupación porque están sufriendo un desgaste más fuerte del inicialmente previsto.

El problema está en que cuando está subiendo una cuesta alguna de las ruedas puede empezar a patinar, lo que, según la que patine, hace que las ruedas delanteras tiren de las traseras y las claven contra rocas puntiagudas o que las traseras empujen las delanteras contra rocas de este tipo.

La NASA lleva desde 2014 aplicando técnicas para minimizar este desgaste como son por ejemplo reducir la velocidad según el terreno que vaya a atravesar, intentar evitar por todos los medios pasar por encima de rocas puntiagudas –aunque esto sólo puede aplicarse sobre los primeros metros de cada recorrido, pues más allá de eso las rocas no se distinguen en las imágenes de las cámaras de navegación que se usan para planificar los desplacamientos–, o incluso hacer que Curiosity viaje marcha atrás, ya que por cómo está diseñado el sistema suspensión las ruedas sufren algo menos así.

Desgaste paulatino de las ruedas de Curiosity

Dentro de todo este esfuerzo por proteger las ruedas de Curiosity la última medida ha sido una actualización de software que lee la velocidad a la que está girando cada rueda y la presión que está haciendo contra el terreno para ajustar la velocidad de giro de tal forma que no resbalen. En las pruebas realizadas en tierra las ruedas delanteras experimentaron una reducción del 20 por ciento en su carga y las traseras de un 11.

Otra cosa que hace esta actualización de software es detectar cuando una rueda queda en el aire, girando en vacío, para ajustar la velocidad de las otras hasta que de nuevo todas vuelven a estar en contacto con el suelo para distribuir las cargas de forma más uniforme.

La actualización de software queda activada por defecto, pero se puede desactivar si es necesario.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear