Por Nacho Palou — 30 de Noviembre de 2016

Yzygonrube8 nasa

La CNN dedica el artículo War in space: Kamikazes, kidnapper satellites and lasers a diversas sospechas existentes relativos a la utilidad o finalidad de algunos satélites y objetos en órbita terrestre que, según sus autores, podrían tener relación con la guerra en el espacio — con estropear, interferir o directamente romper los juguetes espaciales del otro.

Un ejemplo mencionado es el caso del satélite ruso Kosmos 2499. En teoría se trata de un modelo experimental, diseñado «para probar propulsores de iones y de plasma».

Pero la ambiguedad de la descripción y sus movimientos en órbita han despertado más de una sospecha. Y que sea experimental no quita que tenga finalidad bélica: Kosmos-2499: Is it a spy or an assassin... or both?

Según el artículo de la CNN,

Aunque oficialmente es conocido como Kosmos 2499, el satélite que ya ha sido apodado “kamikaze” porque parece ser un satélite diseñado para maniobrar en las proximidades de otros satélites en órbita, con el fin de interferir en su funcionamiento e incluso destruirlos.

Otro satélite sospechoso para la CNN es el chino Shiyan (7), que lleva desde 2013 mosqueando a los expertos,

El equipo de la firma AGI pudo ver en sus sistemas de seguimiento de satélites como el Shiyan se desplazó y colocó cerca de un segundo satélite más pequeño (también de propiedad china) y comenzó a hacerle “sombra”: entonces el satélite más pequeño empezó a aparecer y a desaparecer repetidamente de la pantalla (...) la única explicación razonable, según los expertos, es que el satélite Shiyan dispusiera de un brazo articulado con el que cogió y soltó repetidamente al satélite de menor tamaño. El gobierno chino admitió la existencia del brazo robot en el Shiyan, aunque su propósito principal es el de “estudiar la basura espacial.”

Sin embargo para los expertos consultados por la CNN la finalidad de un satélite con esa capacidad sería «más siniestra» y podría servir para «secuestrar» otros satélites.

Foto: NASA.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear